En México, y en casi todo el mundo, el actual modelo de competencias educativo permite que un profesor eduque a un niño de cuatro años para un futuro en el 2050, pensando que nuestra capacidad de procesamiento es lineal.

En esta otra gráfica te muestro la capacidad de procesamiento de una computadora por cada 1000 dólares invertidos. Puedes ver que en el 2023, las computadoras tendrán el nivel de procesamiento del cerebro de una sola persona, pero para el 2050 su capacidad será equivalente al de toda la humanidad.

El mundo está evolucionando de manera exponencial. Si superponemos las dos gráficas anteriores, podemos ver que la brecha entre ambas es cada vez mayor, convirtiéndose en un gran desafío para la sociedad mexicana.

Es ahí donde surge la necesidad de ir más allá del modelo educativo tradicional, ya que éste centra su interés exclusivamente en el conocimiento técnico, pero eso ya no es suficiente. Ahora debemos tomar en cuenta el aspecto social y desarrollar al máximo las soft skills o habilidades transversales.

Como podemos ver, la educación es un reto cada vez mayor para nuestra sociedad. No podemos seguir educando de la forma que se ha hecho hasta ahora porque el contexto actual es muy distinto. Pero, ¿qué podemos hacer cada quien desde su trinchera? Podemos hacer muchas cosas muy simples que impactarán notoriamente en la calidad de la educación.

Si eres director o directora de tu escuela; a tu equipo de docentes aplícales exámenes de conocimientos técnicos, psicométricos y de habilidades docentes. Una vez identificadas sus áreas de oportunidad, desarrolla programas de capacitación que potencien sus habilidades y exige la asistencia de los docentes. Recuerda la frase del conferencista motivacional, Luis Fallas: “No hay fórmula mágica para el éxito, pero si hay un sólo camino que te llevará a él: La capacitación y la acción constante”.

Si eres profesor de cualquier nivel académico; imparte clases en donde el aprendizaje significativo reemplace a la memorización de conceptos. Recuerda la importancia de evitar la educación mecanizada. Planifica tus clases meticulosamente y haz uso de herramientas que capten la atención de tus alumnos. Por ejemplo, usa analogías relacionando algún tema de interés de tus alumnos con el tema de tu clase. O brinda diferentes opciones para entregar tareas. Probablemente habrá alguien que prefiera hacer un escrito, otros un audiovisual, etc. Es así como fortalecerás las habilidades de tus alumnos.

Si eres padre de familia; involucrarte en la educación de tu hijo te permitirá conocer sus fortalezas y áreas de oportunidad como alumno. Con este conocimiento podrás tomar acción y buscar alternativas para su aprendizaje. De la mano con el involucramiento, conversa con el docente de tu hijo o hija para estar en sintonía en temas como la disciplina, el éxito académico y la salud social y emocional. Recuerda que tú y el docente son un equipo que trabajan de la mano para que tu hijo o hija tengan el mejor futuro posible.

Si eres alumno, también puedes hacer mucho para mejorar la educación del país. Una buena solución es exigirle a tus profesores que den lo mejor de ellos a través de mejores explicaciones, búsqueda de herramientas que te faciliten el entendimiento de los temas, tareas interesantes que te permitan descubrir cosas nuevas del tema y hasta de ti. Pero para que esto funcione, es indispensable que pongas de tu parte y tú también brindes lo mejor de ti porque estás hablando de tu futuro, no el de tus papás o tus profesores.

En resumen, cada uno tiene la responsabilidad de hacer algo por mejorar la educación de nuestro país. Y siempre se puede empezar con cosas sencillas como las que te mencioné. Para ayudarte en todo este proceso, Ciclonatura ha diseñado diferentes intervenciones y activaciones educacionales para generar un mayor impacto en tu escuela.

¡No dudes en contactarnos! Puedes hacerlo a través de:

Nuestras redes sociales:

Nuestro contacto directo:

  • Mail: contacto@ciclonatura.mx
  • Celular: 5540442912 .

¡Nosotros también creemos en la educación de calidad!


Deja un comentario