Se dice que una carrera de Ingeniería debe contar con una fuerte base científica, orientarse al diseño, gestión y producción. Debe aplicar conocimientos científicos, matemáticos y tecnológicos en un contexto empresarial. Los profesionales deben ser innovadores en la industria y deberán desarrollarse permanentemente, con una educación continua como postítulo y postgrado…pero, ¿qué es todo esto sin conocer lo que realmente hace a un gran ingeniero?

Es clara la gran complejidad existente para ser ingeniero, pero esta no radica o se centra en lo académico, sino en múltiples variables a considerar.

Soy Daniel E. Morales, ingeniero en telecoms y sistemas electrónicos, y estos son mis dos principios para lograr ser un gran ingeniero.

  1. Un gran ingeniero es aquel que centra todos sus conocimientos en pro de generar un cambio, generar relaciones y habilidades interpersonales además de aportar una visión global de mejora al enfrentarse a retos día a día.
  2. Un gran ingeniero requiere una habilidad fundamental, la capacidad de aprendizaje. Un gran ingeniero escucha a su equipo de trabajo, crea los lazos de comunicación, observa y desarrolla las múltiples capacidades de su equipo para resolver de manera productiva, y sustentable los problemas manteniendo el bienestar de su equipo.

En otras palabras, un ingeniero necesita ser una persona capaz de generar 8 habilidades fundamentales en su vida ingenieril.

Capacidad de aprendizaje

Nunca se ha necesitado de un ingeniero que siga órdenes. Siempre se espera que seamos los promotores de iniciativas, pro activistas de soluciones o mejor aún generadores de soluciones eficientes, pero todas estas iniciativas llevan como base el aprendizaje, la adquisición del conocimiento mediante el estudio continuo del ambiente a resolver.

Identificar el entorno

Una vez que logras obtener el aprendizaje de lo que requieres resolver como ingeniero debes ser capaz de establecer, demostrar y reconocer la identidad del problema o las personas y las causas que provocan el problema. En otras palabras, observa tu entorno, reconoce si tienes todas las herramientas para solucionar el problema. Recuerda, somos ingenieros y no superhéroes, por lo tanto necesitamos de ayuda para resolver las problemáticas y ahí es donde entra un equipo de trabajo y la siguiente habilidad.

Liderazgo, Habilidades sociales & Gestión

Estas tres habilidades en conjunto son la combinación perfecta para llegar a la resolución del problema. El liderazgo es necesario para encaminar a tu equipo de trabajo, recuerda que mediante la identificación del entorno podrás conocer las habilidades de tu equipo. Una vez definidas las funciones y las habilidades de cada uno de tus integrantes de equipo, la gestión es crucial. Esta es la acción que, junto con otros, ser llevará a cabo para conseguir o resolver el problema. Y finalmente, siempre debes tener la capacidad para generar y mantener el equilibrio en el equipo, generando beneficios a la sociedad y la felicidad de tu equipo; habilidad social.

Resolución de problemas

Si todas las habilidades anteriores las tenemos presentes, llegaremos a una determinación definitiva sobre cómo resolver la cuestión problemática. En ocasiones la solución más eficiente es la más sencilla, lo difícil es encontrarla.

Resiliencia

El trabajo del ingeniero requiere constantemente adaptarse a los cambios y en ocasiones es imposible no cometer algunos errores. Lo importante es la manera en la que se aprende de estos errores y se crean nuevas soluciones para atender a las nuevas problemáticas que surgen.

Innovación

Finalmente, se requieren de ingenieros con capacidad de cambiar las cosas introduciendo novedades, poniendo un valor agregado y sin olvidar la sustentabilidad del ambiente. Sin olvidar el equilibrio entre el costo, el ambiente y el cuidado de las personas para sostener esta innovación, siempre viendo al futuro.

Deja un comentario