Como lo mencionamos en el blog anterior, las habilidades socioemocionales, también llamadas habilidades transversales, son un conjunto de capacidades desarrolladas desde la infancia para desenvolvernos eficazmente en el ámbito social. Estas habilidades están compuestas por ideas, sentimientos, creencias y valores que son inculcadas por el entorno, es decir, familia, amigos y escuela. Estos grupos sociales deben trabajar en conjunto ya que tienen un alto grado de responsabilidad en el desarrollo de las habilidades transversales de los niños y adolescentes.

Hoy nos centraremos en el entorno escolar. Es ahí donde los niños y adolescentes pasan gran parte de su vida. Cuando al alumno se le enseñan estrategias para reconocer y responder a emociones a través del aprendizaje socioemocional, él aprende y lo pone en práctica en los demás ambientes en donde se relaciona haciendo uso del pensamiento eficaz basado en todas aquellas habilidades transversales aprendidas en la escuela.

Existen diversos enfoques para enseñar a los alumnos las habilidades transversales. Uno de los enfoques más conocidos es el llamado Collaborative for Academic, Social, and Emotional Learning (CASEL). Éste se enfoca en la autoconciencia, el autocontrol, la conciencia social, las habilidades para relacionarse y la toma de decisiones responsables. En México se empezó a desarrollar el programa Construye T, que solo se implementa a estudiantes de educación media superior. En este tipo de enfoques es necesario el involucramiento de los docentes en el desarrollo de las habilidades del infante.

¿Cómo desarrollar las habilidades socioemocionales en los niños y adolescentes?

En los años de preescolar, el niño transiciona de un juego solitario a uno interactivo y cooperativo que le permite comprender el mundo social. Autores como Hatch mencionan que a los cuatro años comenzamos a tener un concepto de nosotros mismos que nos permite desarrollar relaciones afectivas con personas de nuestra edad; es por eso que es muy normal ver que los niños de esas edades le sonrían a otros, ofrezcan sus dulces o se acerquen físicamente a otros aún siendo desconocidos.  

  • Actividades para el aprendizaje socioemocional en preescolar:
    • Crear actividades donde los niños se sienten juntos teniendo contacto visual y físico .
    • Leer libros en pareja. Enseñarles a sostener el libro en conjunto, a tomar turnos para pasar de página.

En los años de primaria, el niño ya tiene una noción mucho más consciente de lo que implica socializar y la necesidad de desarrollar habilidades que le permitan interactuar de manera asertiva.

  • Actividades para el aprendizaje socioemocional en primaria:
    • Identificar emociones y relacionar esa emoción con la sensación física que se produce en ellos.
    • Identificar fortalezas y debilidades en la materia que estén desempeñando y crear acciones que ayuden a potenciar esas fortalezas y  reducir las debilidades.

La adolescencia es un periodo donde las habilidades sociales se vuelven más complejas. Es en esta etapa donde se adoptan comportamientos más críticos en relación con las normas sociales, se elaboran ideologías, se crea una mejor identidad personal, se descubren los sentimientos propios del enamoramiento, y se busca en mayor medida la aceptación social. Por tal razón, los maestros podrían enfocarse más en la conexión humana.

  • Actividades para el aprendizaje socioemocional en la escuela media:
    • Al final de cada clase pedirle a los alumnos que escriban tres cosas por las que están agradecidos.
    • Ejercicios de respiración al inicio de cada clase con el fin de relacionarlos con sus emociones, pensamientos y sentimientos.

En definitiva hay muchas más actividades que permiten el desarrollo de las habilidades transversales de los niños y adolescentes. Sin embargo, lo más importante de ello es que los maestros estén conscientes del impacto de las habilidades transversales en la vida de los alumnos. Se debe recordar que para enseñar algo es necesario interiorizar el tema y hacerlo tan suyo que se vuelva un ejemplo para el estudiante.

A través de nuestros servicios, en Ciclonatura, ayudamos a los profesores y alumnos a descubrir e impulsar sus habilidades transversales para vivir un ambiente escolar armonioso.


Bibliografía:

CASEL (2018). What is SEL?, de: http://www.casel.org/what-is-sel/

Hatch, J. (1987). Peer interaction and the development of social competence. Child Study Journal, 17 (3), 16-183.

Griffa, M. y Moreno, J. (2005). Claves para una Psicología del Desarrollo. Vida prenatal. Etapas de la niñez. Buenos Aires: Lugar Editorial.

Deja un comentario