Cuando escuchamos la palabra “psicólogo”, comúnmente nos imaginamos la típica escena del consultorio con el diván y el retrato de Freud en una de las paredes; sin embargo, la psicología abarca muchísimo más que eso y existen muchos tipos de psicólogos, la mayoría de ellos no tienen nada que ver con el psicoanálisis.

Un psicólogo puede trabajar en un hospital, en una empresa, en una escuela o en cualquier lugar en el que haya personas, que son su materia de estudio. Necesitaríamos muchos blogs para describir las distintas especialidades que un psicólogo puede tener, pero en general, trabajan para mejorar el bienestar de las personas tomando en cuenta los aspectos emocionales, sociales y biológicos.

¿Qué hace un psicólogo en una empresa?

Los psicólogos organizacionales estudian el comportamiento de las personas dentro de una organización, que puede ser desde un grupo de trabajo hasta una grande empresa o incluso una escuela. Ayudan a detectar y solucionar problemas que afectan tanto a nivel personal como grupal a los miembros, mejorando así el rendimiento de la organización.

¿Has tenido algún trabajo donde la relación con los jefes es pésima o se presentan errores por una mala comunicación? Pues esos son solo algunos ejemplos de lo que un psicólogo organizacional observa y puede ayudar a solucionar.

¿Qué habilidades son las más importantes para un psicólogo organizacional?

La resolución de conflictos y la creatividad son algunas de las habilidades más importantes para un psicólogo. Esto es porque cada una de las personas con las que trabaja son completamente distintas, y por lo tanto no hay dos organizaciones iguales. Es necesario entonces que el psicólogo se adapte y busque soluciones distintas que funcionen para cada caso en específico. La ventaja es que nunca resulta un trabajo aburrido.

El psicólogo debe de tener buenas habilidades de escucha y de observación. Al llegar a una organización es importante escuchar a todo lo que dicen los miembros para poder detectar los problemas y las áreas de oportunidad; sin embargo, también es importante prestar atención a lo que no se dice. Muchas veces el trabajo del psicólogo asemeja al de un detective en la búsqueda de la raíz del problema y de la posible solución. Para llegar a comprender lo que sucede en una organización, es necesaria la empatía. Ponerse en el lugar del otro y percibir que es lo que sienten, sus necesidades y sus motivaciones.

Finalmente, están el liderazgo y la comunicación. El psicólogo organizacional puede promover cambios en la organización para crear un clima favorable. Para esto es necesario incidir en la mayor cantidad de personas dentro de la empresa, desde los líderes hasta los empleados más recientes, establecer acuerdos y dirigir a la empresa en la dirección de las metas establecidas.

Soy Melisa Rodríguez, soy psicóloga y formo parte del equipo de Ciclonatura como co-coordinadora del área de psicología y coach. Mi misión en Ciclonatura es promover que las personas descubran cosas nuevas sobre sí mismos que les ayuden a crecer y a tener una vida más feliz.

IMG_2346.jpg

Deja un comentario