Un estudio del Departamento de Ingeniería y Ciencias de la Universidad de Oxford estima que el 47% de los empleos actuales se encuentran en riesgo de ser reemplazados en los siguientes 20 años debido a los avances tecnológicos y el desarrollo de inteligencia artificial.  Hemos comenzado ya a ver estos cambios; por ejemplo, las ventas en línea o tiendas como la presentada por Amazon, donde puedes realizar tus compras del super sin interactuar con otra persona, muestran una menor necesidad de contratar vendedores; con el desarrollo de automóviles que se manejen solos, disminuirá la necesidad de choferes; y hay aplicaciones que sustituyen las tareas de un asistente o secretario.

Sin embargo, no son solo estos oficios lo que pueden ser reemplazados por robots. Y es que los robots que se encuentran en desarrollo actualmente pueden realizar tareas complejas como las de un cirujano, un piloto e incluso un abogado. Por lo cual es probable que estas profesiones sufran cambios significativos en un futuro cercano.

¿Cómo nos podemos preparar para el futuro laboral?

Creatividad

Los trabajos más vulnerables son aquellos que involucran tareas repetitivas y predecibles, sin importar el nivel de entrenamiento que requieran. Difícilmente podemos superar los conocimientos técnicos de un robot que tiene una capacidad de memoria y de velocidad de procesamiento mucho mayor a la nuestra. Es por esto que cobra mayor importancia el desarrollo de habilidades transversales por encima de las habilidades técnicas. Los trabajos que requieren altos niveles de creatividad son los que se encuentran más lejanos de desaparecer.

Hospitalidad

Aquellos servicios que brinden excelentes niveles de hospitalidad se encuentran también por encima de las capacidades de un robot, que podrá ser muy eficiente, pero no es limitado en sus capacidades comunicación interpersonal, de mostrar empatía, brindar un trato personalizado o de resolución de conflictos. Por ejemplo, una maestra que brinda un trato individualizado y se adapta a las necesidades de sus alumnos no podría ser sustituida por un robot, aunque pudieran enseñar el mismo contenido.

Adaptabilidad al cambio

Ante los cambios acelerados en los procesos, es necesario que los trabajadores tengan altos niveles de adaptabilidad. Es decir, mostrar un interés constante de aprendizaje, así como creatividad para utilizar los recursos tecnológicos a su favor.

Puede ser que las nuevas máquinas sean una amenaza para algunos empleos, pero también nos brindan una oportunidad de desarrollarnos. Podemos utilizar la tecnología como una herramienta que nos ahorre aquellos procesos tediosos, nos ahorre tiempo y traslados, y que nos permita enfocarnos en aquellos proyectos que requieran una mayor demanda intelectual, innovación y creatividad.


Williams, A. (2017) Will Robots Take Our Children’s Jobs? The New York Times. Recuperado de https://www.nytimes.com/2017/12/11/style/robots-jobs-children.html

 

Deja un comentario