Como ya hemos dicho en blogs anteriores; el emprender, aquí y en cualquier parte del mundo, es un acto que trae consigo ciertos riesgos que el emprendedor debe estar dispuesto a asumir con valentía. Uno de los riesgos más importantes es el posible fracaso de la empresa. Leíste bien, el posible fracaso que podría tener LA EMPRESA, y es que como emprendedores debemos separar el fracaso empresarial de nuestra identidad. Y con ello captar un aprendizaje consciente.

El fracaso empresarial es tan visible y real que el Instituto del Fracaso realizó un estudio a través de Global Failure Index, donde mencionan que en México el 95% de los establecimientos son pequeñas y medianas empresas y de ellas el 75% cierra operaciones después de los dos años. Algunas de las razones por las que se da este fenómeno en los emprendimientos mexicanos son:

  • Finanzas:
    • 65% Ingresos insuficientes para subsistir
  • Administración:
    • 48% Falta de indicadores
    • 44% Planeación Deficiente
    • 43% Problemas de Ejecución
  • Marketing:
    • 41% Punto de venta no adecuado
    • 41% Estudio de mercado débil
    • 33% Mercado meta mal seleccionado
  • Recursos humanos:
    • 29% Falta de desarrollo personal
    • 21% Falta de selección adecuada
    • 14% Rotación de personal
  • Factores externos:
    • 37% Crisis económica /política
    • 26% Cambios repentinos en gustos de clientes
    • 19% Entrada repentina de competidor fuerte

Lo más importante a tomar en cuenta a partir de estos datos, es que esos errores cometidos por otros emprendedores le sirven al futuro emprendedor para aprender de experiencias ajenas. Lo anterior no garantiza que se eliminen los fracasos para el futuro emprendedor, pero al menos ya estará atento, actuando en pro de generar un negocio exitoso y si fracasa verá esa acción como un trampolín hacia el éxito. Y es que a través de ello, se logra un crecimiento personal y un agudo sentido de negocio. O como diría Charles Dickens “Cada fracaso le enseña al hombre algo que necesitaba aprender”.

Así que si si estás iniciando en el ecosistema emprendedor te recomendamos leer sobre el fracaso de otros, aprender de ellos y ponerte en acción. Si fracasas, recuerda hacerlo rápido y siempre consciente de los aprendizajes. Sabemos que se escribe fácil, pero como lo mencionamos anteriormente si no logras separar tu identidad de tu empresa, nuestras palabras no tendrán sentido.

Aprovechamos para decirte que no estás solo en tu emprendimiento, Ciclonatura cuenta con el servicio de consultoría en emprendimiento donde podemos ayudarte a potenciar tu idea de negocios. La mejor manera de ser éxito es poniéndote en acción.

Deja un comentario