¿Tu hijo adolescente tiene posibilidades de convertirse en líder?

Que fuerte pregunta elegimos como título de este blog, ¿no lo crees?. Pues ante esa pregunta hay solo una respuesta: ¡SI, tu hijo tiene todas las posibilidades para convertirse en un líder!. 

El mejor momento para desarrollar las habilidades necesarias que todo líder debe poseer es en la etapa de la adolescencia. Y es que no solamente cultivará su liderazgo sino que también estará asegurando un impacto integral en su vida adulta. Nada más para reafirmar esta realidad, queremos darte algunos datos duros:

  • La empresa Deloitte realizó un estudio sobre las tendencias en Capital Humano en México 2019 y encontraron que para los mexicanos encuestados, el liderazgo no está dentro de las primeras prioridades como lo es a nivel global, aunque 77% de las personas que contestaron reconocen que los líderes del siglo XXI requerirán habilidades nuevas y únicas para enfrentarse a los retos que trae consigo la transformación.
  • La encuesta sobre Tendencias del Entorno Laboral en México (TELM) 2019, realizada por Kelly Services, menciona que el 61% de los encuestados sus manifestó sentir mayor preocupación por la eventual obsolescencia de sus conocimientos que por un despido. De entre ese porcentaje, los millennials son la generación más preocupada al respecto. 

Como puedes ver y vivir, es complicada la situación en general del mexicano por lo que la siguiente pregunta podría ser ¿Y mi hijo cómo lo puede lograr?. La respuesta es: Para ser líder existen factores como la genética, la personalidad, el entorno social y familiar. Tu como padre de familia no tienes control sobre los dos primeros factores puesto que ya son poco modificables, en el tercero puedes incidir un poco cuando observas y modificas, si lo ves prudente, la relación existente entre el entorno y tu hijo; sin embargo, en donde tienes un mayor grado de control es el entorno familiar. Así que para que tu hijo logre ser un líder, tu labor y la de cada miembro de la familia será apoyarlo y orientarlo en su proceso. Además de tomar en cuenta que es en núcleo familiar donde se generan y aprenden creencias y patrones de conducta.

Así que claro que tu hijo lo va a lograr solo si estás ahí para apoyarlo. Pero, ¿cómo?. Aquí te brindaremos algunos tips para que tu hijo logre ser un líder desde ahora. 

  1. Como ya sabes, tú como padre o madre eres su primer ejemplo a seguir por lo que para ayudarle es indispensable que desarrolles tus propias habilidades socioemocionales. Puedes empezar dándote permiso de equivocarte. Cada que cometas un error, reconócelo frente a tu hijo y aprende junto con él/ella de esa experiencia. 
  2. Ponle responsabilidades dentro del hogar. Crea un calendario de actividades a cumplir con plazo, resultados esperados y recompensa. Cuando haga cada tarea brindale una retroalimentación y su recompensa si lo hizo de la forma indicada.  
  3. Deja que tome decisiones propias. Puedes empezar permitiendo que elija su outfit del día o dejando que resuelva problemas cotidianos por sí mismo. Dejalo que se equivoque y reflexione después, pero siempre apóyalo y anímalo a que intente otras opciones. 
  4. Planifiquen en conjunto un espacio para realizar actividades lúdicas y de interacción social para que aprenda vivencialmente mejor sobre el liderazgo  y las habilidades que conlleva. 

Ciclonatura tiene un espacio especial para que tu hijo adolescente desarrolle las habilidades socioemocionales necesarias para ser líder. Nuestro curso ‘Potenciando Líderes’ se basa en nuestro modelo de 9 habilidades previas en 5 módulos para poder satisfacer todas las necesidades que un gran líder debe tener. Durante el curso tu hijo aprenderá a identificar y usar los principales elementos de la comunicación, reconocer y controlar sus emociones para una mejor resolución de problemas y a lidiar con diferentes roles de personas para integrarse efectivamente en sus equipos de trabajo. Si quieres mayor información puedes asistir a nuestras sesiones virtuales informativas para padres de familia. Lo único que tienes que hacer es registrar tus datos aquí: 

Bibliografía: 

Jorge Ponga. (2019). Tendencias en Capital Humano México 2019. 2019, de Deloitte Sitio web: https://www2.deloitte.com/content/dam/Deloitte/mx/Documents/human-capital/HCT_2019.pdf

Redacción Amedirh. (2019). Tendencias del Entorno Laboral en México (TELM) 2019. 2019, de Amedirh Sitio web: https://www.amedirh.com.mx/servicios/noticias/tendencias-del-entorno-laboral-en-mexico-telm-2019


Humanos vs máquinas

“En 10 o 20 años nosotros seremos capaces de realizar cada trabajo humano.” Esa fue una de las frases más espeluznantes que Han, un robot, lanzó durante el primer debate entre robots. Han, Sofía, otro robot, y  Ben Goertzel, su creador, llevaron a cabo dicho debate para hablar sobre el futuro de los robots en la sociedad humana durante un evento organizado por la empresa Hanson Robotics en el 2017 en Hong Kong. 

De miedo, ¿no?. Pero ese hecho es algo que ya vemos todos los días. Por ejemplo, en la industria automotriz. Los robots pueden hacer diversas tareas y hasta al mismo tiempo para ensamblar un coche, mientras que el humano solamente está para vigilar y dirigir lo que estos robots hacen. O cuando estás planeando ir de viaje a algún lugar del mundo, ya lo haces a través de algoritmos en un sitio web, sin necesidad de ir a una agencia de viajes.  De hecho los expertos en la rama mencionan que los trabajos más afectados, a causa de la automatización, son y serán aquellos que tienen actividades simples, repetitivas y por ende predecibles. 

Pero no te asustes porque los expertos también mencionan que los robots no podrán reemplazar al humano en actividades donde sea indispensable la interacción humana y el expertise en procesos con necesidad de toma de decisiones eficientes. Por ejemplo, no existirá un robot que te brinde el servicio de terapia de pareja para ti y tu novio. O eso queremos pensar.  Además, los robots también necesitan de nosotros para corroborar su buen o mal funcionamiento. Por ejemplo, en Estados Unidos ya existen robots que determinan sentencias en procesos judiciales; pero, aún con su existencia, los jueces son indispensables dentro del proceso para tomar la decisión final. 

Así que Han tiene cierta razón al decir que en 10 o 20 años, los robots serán capaces de realizar trabajos humanos, PERO no todos los trabajos. Esta frase lanzada por Han, más que una amenaza, trae consigo una oportunidad para la especie humana. Será nuestra tarea adaptarnos, como siempre lo hemos hecho. Tendremos que crear nuevas carreras profesionales y puestos de trabajo. Y si no ¿cómo es que ahora hay carreras que te preparan para ser youtuber o influencer?. Tal vez, en algún punto hasta haya algún puesto dedicado a entrenar robots. 

¿Será fácil esta adaptación? No. ¿Por qué? Pues escribirlo es fácil, pero adaptarnos implica desarrollar nuevas habilidades técnicas y habilidades socioemocionales. Estas últimas son las que siempre nos salvarán de ese desplazamiento tan temido. Y es que un robot jamás podrá ser capaz de mostrar empatía, hacer uso de su inteligencia emocional, realizar cualquier toma de decisiones de forma intuitiva, hacer uso de la creatividad o entender los diversos significados que una simple palabra puede tener dependiendo del contexto.  Es por eso que estamos en tiempo perfecto para potenciar nuestras habilidades socioemocionales. Si estás interesado en ello, Ciclonatura está para ayudarte a desarrollar y potenciar tus habilidades socioemocionales. Recuerda que estas son las llaves para un futuro de bienestar personal y laboral.  

Bibliografía: 

Fundación Innovación Bankinter. (2015). La Revolución de las Máquinas. FTF, 24, 60.

Kevin Warwick y Huma Shah. (2018). El futuro de la comunicación humano-máquina: el test de Turing. 2019, de BBVA Sitio web: https://www.bbvaopenmind.com/wp-content/uploads/2017/01/BBVA-OpenMind-El-futuro-de-la-comunicacion-humano-maquina-el-test-de-Turing-Kevin-Warwick-Huma-Shah.pdf

¿Eres una persona resiliente… y no lo sabías?

Antes que todo, responde las siguientes preguntas:

  • ¿Aceptas cuando cometes un error o fracasas?
  • ¿Puedes trabajar durante meses o años para lograr un objetivo?
  • ¿Alguna vez has estado en una situación muy difícil y lo has superado?
  • ¿Consideras que resuelves mejor que otras personas las situaciones difíciles?
  • ¿Nunca te das por vencido y cumples tus tareas?

Si has respondido a la mayoría con un sí, entonces eres una persona resiliente. ¿Qué significa ser una persona resiliente? Pues bien, primero empezaremos por definir resiliencia.

La palabra resiliencia viene del latín “resilio” que significa “volver atrás, rebotar”. En un principio, el término se utilizaba solamente en física y expresaba la cualidad de los materiales a resistir la presión, doblarse con flexibilidad y recobrar su forma original. La palabra fue adoptada por las ciencias sociales para definir a las personas que a pesar de nacer y vivir en situaciones de alto riesgo se desarrollan psicológicamente sanas y con éxito (Rutter, 1993).

Existen muchas otras más definiciones de resiliencia, pero para fines prácticos nos quedaremos con la siguiente: “Resiliencia es la capacidad humana universal para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas e incluso ser transformado positivamente por ellas” (Grotberg, 1995).

¿Qué hace a una persona resiliente?

Existen muchas cualidades que permiten identificar a una persona resiliente. Enlistaremos algunos de ellas.

  • Es optimista: Tiene la capacidad de encontrar el lado bueno de los momentos difíciles.
  • Es realista: Hace planes realistas que acompaña con tenacidad para lograrlos.
  • Cuenta con redes de apoyo: Acepta ayuda y apoyo de personas que lo quieren y escuchan.
  • Tiene la capacidad de solucionar problemas.
  • Sabe tomar decisiones.
  • Tiene iniciativa.
  • Está interesado en el aprendizaje: Ve a los obstáculos como fuentes de aprendizaje que lo harán más fuerte.
  • Es flexible ante cualquier cambio.
  • Expresa confianza en sí mismo.
  • Tiene un gran control sobre sus emociones y sentimientos.

Como la definición de Grotberg menciona la resiliencia es una “capacidad”, por tal razón se puede trabajar para lograr llegar a ser resiliente.

  1. Observa cómo eres ante situaciones complicadas.
  2. Genera confianza en tus capacidades personales.
  3. Busca rodearte de gente que te brinde confianza y seguridad.
  4. Acepta al cambio como parte de tu vida. Si algo es constante en nuestras vidas es el cambio, enfócate en todo aquello que sí puedes modificar.
  5. Desarrolla metas realistas que vayan acompañadas de acciones decisivas.
  6. Aprende a comunicarte y solucionar problemas de manera asertiva.

Y ¿por qué es importante ser resiliente?

La vida siempre viene acompañada de altibajos y la mejor forma de pasar por ellos es a través de la resiliencia. Solo de esta maneras podrás alcanzar cualquier meta u objetivo que te propongas en cualquier área de tu vida.

Recuerda que en Ciclonatura te podemos ayudar a través de nuestros servicios para que tu y tus compañeros potencien esta y otras tantas habilidades más que son necesarias para lograr una vida en bienestar.


La importancia de conocer a nuestros alumnos

Es común que al inicio de un curso se haga la actividad en la que cada alumno dice su nombre, quizás su edad y algún dato sobre él. Para algunos docentes es una actividad obligada, para otros resulta opcional. De lo que estamos seguros es de que esta actividad se queda muy corta con respecto a todo lo que podemos aprender sobre nuestros alumnos que puede promover su aprendizaje.

Cada uno de nuestros alumnos es un mundo distinto, con diferentes intereses, capacidades y circunstancias. Resulta ambicioso querer diseñar una sola clase que cumpla con las necesidades de cada uno de ellos; sin embargo, sí hay muchas cosas que podemos hacer para convertir nuestra clase en un espacio amigable y conocer a nuestros alumnos es el primer paso.

Te contamos aquí algunos de los beneficios de conocer a tus alumnos.

Ajustar las expectativas

Hemos hablado ya sobre el efecto Pygmalion, por lo que sabemos que dejarse llevar por las primeras impresiones no es la mejor idea. A veces incluso antes de que lleguen a nuestro salón de clases, otros maestros nos han hablado de lo irresponsables que son o lo inteligentes o mal educados que son con ellos, por lo que cuando llegan puede ser que nos hayamos formado ya una idea de ellos.

Es importante ofrecer a nuestros alumnos el reto justo. No un reto que esté más allá de sus capacidades ni uno que resulte demasiado sencillo para ellos. Para eso es necesario conocerlos un poco, saber cuáles son sus bases y realizar alguna evaluación diagnóstica. De lo contrario, nos arriesgamos a esperar muy poco de un alumno que podría ofrecer mejores resultados y por lo tanto es probable que esos mejores resultados jamás lleguen.

Motivar a los alumnos

Tenía una maestra en la carrera que, después de varios meses de clases, no tenía ni idea de cómo me llamaba. Solía faltar mucho a esa clase porque sabía que sería difícil anotarme la falta cuando no sabía cuál de los nombres de la lista era yo.

Cuando no conoces a tus alumnos, es difícil encontrar una manera de motivarlos. Conocer sus planes a futuro y sus deseos puede ser una muy buena herramienta. Nos gusta más hacer las cosas si sabemos que nos resultarán útiles, muchas veces los alumnos no saben para qué sirve eso que están aprendiendo en clase, por lo que saber sus planes e intereses nos puede ayudar a que relacionen eso que están aprendiendo con aquello que desean en un futuro.

Aprendizaje significativo

Quizás una de las herramientas más útiles para que el aprendizaje que se da en el salón de clases sea significativo, es conocer los intereses de tus alumnos. ¿Conoces cuáles son los programas o películas que les interesan a tus alumnos? ¿Qué hacen por las tardes? ¿O de qué hablan a la hora del receso? Esa es una de las maneras más sencillas y francamente divertidas de captar su atención en clase y hacerlos interesarse por el tema.

Desde hablar de estafadores en las Vegas para enseñar probabilidad hasta hablar de superhéroes para enseñar inglés. Las opciones son infinitas y es aquí cuando puedes echar a andar tu imaginación.

Prepararlos para aprender

No todos aprendemos de la misma forma, tenemos distintos estilos de aprendizaje y distintas maneras de regularnos, quizás algunos de los alumnos necesiten moverse, mientras otros necesiten música o completo silencio. Resulta difícil adaptarse a todas las distintas necesidades, pero conocer un poco sobre los estilos de aprendizaje de cada alumno o sobre los elementos que pueden ser estresores nos puede ayudar a realizar adaptaciones, por ejemplo, determinar el horario de entrega de tareas o la forma de evaluación.

Estos son solamente algunos ejemplos sobre la importancia de conocer a tus alumnos; sin embargo, las posibilidades son muchas. Las activaciones educativas en Ciclonatura son una opción para poder conocer más de las habilidades con las que cuentan los alumnos, así como para promover una relación positiva entre alumnos y maestros.


La importancia de la innovación para el emprendedor

¿Tienes una idea original para un producto? ¿Se te ocurre una manera mejor de brindar un servicio? ¿hay algo en tu área que harías de una manera totalmente distinta?

Una de las claves de un negocio exitoso es ser capaz de traer nuevas ideas  a la mesa. Innovar es un factor determinante para encontrar un lugar en el mercado al iniciar un negocio, pero también para lograr que la empresa permanezca a flote a través de los años una vez que se ha consolidado.

Innovar o emprender
Innovar y emprender son términos frecuentemente confundidos o utilizados como sinónimos; sin embargo, se trata de actividades distintas. Innovar se refiere a presentar nuevos productos, servicios o procesos; mientras que emprender tiene más relación con aportar una mejora al mundo mediante el desarrollo empresarial. Por ejemplo, la creación de la primera laptop puede ser un ejemplo de innovación, pero la trayectoria de Steve Jobs para consolidar Apple es un ejemplo de emprendimiento. El emprendimiento y la innovación dependen el uno del otro, un producto innovador no necesariamente tendrá éxito, ya que requiere de la ejecución y momento correcto para lanzarlo al mercado.

Tipos de innovación
Existen distintas maneras en las que se pueden llevar a cabo cambios, dependiendo del área y del impacto que se busque lograr. Algunas de ellas son:

    • Innovación incremental: son pequeños cambios para incrementar la funcionalidad, como los constantes lanzamientos de nuevos modelos de celulares con funciones mejoradas.
    • Innovación radical o disruptiva: rompe con lo ya establecido, como Amazon, que fue un parteaguas para el comercio en internet.
    • Innovación tecnológica: usa la tecnología para producir un cambio en la empresa.
    • Innovación comercial: resultado del cambio de variables en marketing.
    • Innovación organizativa: la innovación no impacta sólo en el producto final, sino que resulta importante desde la estructura y organización de la empresa.

Innovar o morir
Mantener una cultura de innovación dentro de la empresa no sólo ayuda a lograr un posicionamiento en el mercado, sino que puede marcar la diferencia en que la empresa permanezca ahí. Un error en el que se puede caer es pensar que las necesidades del mercado se mantendrán, especialmente con los cambios acelerados en materia de tecnología con los que nos enfrentamos hoy en día, por lo cual la innovación es indispensable.

Hay muchos ejemplos de empresas líderes que no lograron mantenerse al paso de los cambios. Podemos hablar de Kodak, que cayó en bancarrota con el surgimiento de las cámaras digitales, aunque fueron ellos mismos quienes diseñaron la cámara digital desde los años setentas; o  del caso de Blockbuster, que dejó pasar la oportunidad de comprar Netflix al pensar que su mercado era muy reducido. ¿Recuerdan cuando todos tenían un Blackberry? La empresa sin duda se vio en problemas cuando decidió enfocarse en su producto ya exitoso en lugar de desarrollar pantallas táctiles junto con sus competidores.

Innovar no necesariamente tiene que comenzar con una idea radical, puede comenzar con pequeños cambios, siempre con mira hacia la mejora. Quién sabe, quizás esos pequeños cambios tengan un gran impacto en el futuro. Innovar es un proceso que implica prueba-error y más de un intento, pero te invitamos a continuar retándote a ti mismo. Y si necesitas una mano en desarrollar tu idea, Ciclonatura es una opción para guiarte en el camino, ya que ofrecemos consultoría en emprendimiento a start ups y consultorías empresariales.

“La innovación es lo que distingue al líder del seguidor”
– Steve Job

 

Requisitos para ser un emprendedor exitoso

El hablar de éxito en los negocios es algo complejo porque el éxito de Marc Segura, CEO de Playbusiness, no es el mismo que el que posee Julián Ríos Cantú, creador del brasier con biosensores para la detección temprana de cáncer de mama. Cada uno define el éxito dependiendo sus circunstancias, pero lo que sí tienen en común ambos personajes son las habilidades que tuvieron que desarrollar para conseguir su éxito.

A continuación, te mencionaremos algunas de las habilidades para emprender un nuevo negocio:

    • Planificación: Tener un plan antes de actuar facilita al emprendedor el cumplimiento de metas. Es necesario una guía que dé estructura, muestre las causas y las consecuencias con el fin de tener una mejor toma de decisiones.
      • ¿Cómo desarrollar esta habilidad?
          • Planifica semanalmente tus actividades.
          • Clasifica las actividades según su urgencia e importancia.
          • Organiza las actividades según el grado de esfuerzo y energía que necesitas desempeñar en ellas.
        • Reserva espacios de tiempo para tu descanso.
    • Espíritu de superación: “El fracaso es la oportunidad para volver a intentarlo más inteligentemente” (Henry Ford). Es necesario entender que no todo sale bien a la primera y que seguramente existirán bajadas que retrasan la llegada a la meta, pero es sólo a través de esos golpes que el emprendedor aprende y resurge. Transforma el fracaso en un nuevo éxito.
      • ¿Cómo desarrollar esta habilidad?
          • Recuerda que no se aprende de fracasar sino de superar los fracasos.
          • Elige metas, métodos y plazos realistas y ajustados a tus competencias, a tus intereses y al contexto personal y profesional que vives.
          • Limita los riesgos que se quieren y se pueden asumir.
          • Encuentra personas que critiquen tus decisiones para buscar mejorarlas.
        • Si ya estás en el momento del fracaso, hazte las siguientes preguntas:
            • ¿Qué puedo aprender de esto?
            • Si tuviera nuevamente la oportunidad, ¿qué haría diferente?
            • ¿Necesito desarrollar nuevas habilidades o mejorar mis habilidades?
          • ¿Qué sigue después de esto? (Elaboración de un nuevo plan)
    • Perseverancia: El emprendedor debe de esforzarse continuamente para lograr las metas en tiempo y forma. Es necesario tener energía y motivación para no abandonar la tarea cuando aparezcan dificultades en el camino.
      • ¿Cómo desarrollar esta habilidad?
          • Divide tus metas en submetas.
          • Encuentra tu motivación real por hacer lo que estás emprendiendo.
        • Si necesitas ayuda, pídela. Se trabaja mejor en equipo.
    • Curiosidad: El emprendedor debe tener esas ganas de aprender. Ello implica tener la humildad para saber que no lo sabe todo y que se puede aprender de los demás. La curiosidad permite conocer más del mundo en el que el emprendedor se sumergirá a través de su emprendimiento. Esa misma curiosidad es la que le permitirá llegar al éxito.
      • ¿Cómo desarrollar esta habilidad?
          • Observa lo que te rodea y las necesidades de tu comunidad.
        • Realiza preguntas poderosas que te ayuden a obtener información valiosa para tu emprendimiento.
    • Autocontrol: Es importante que el emprendedor tenga la habilidad para gestionar sus emociones porque esa puede ser la clave para abrirse puertas. Debe tener la capacidad de soportar la presión y el estrés que exige el crear una empresa.
    • ¿Cómo desarrollar esta habilidad?
        • Observa en qué situaciones pierdes el control y tu actuar ante ellas.
      • Desarrolla un plan para desarrollar tu control en esas situaciones que ya observaste. No trates de cambiar todo de golpe. Haz submetas.

Como ya sabes, estas son solo algunas de las habilidades necesarias. Si decides emprender, seguramente te darás cuenta de las otras tantas habilidades que debes desarrollar para lograrlo. Recuerda que Ciclonatura puede ayudarte en ese proceso mágico de convertir una idea en una realidad exitosa, la cual sea favorable tanto para ti como para la comunidad que deseas impactar con tu emprendimiento.


Habilidades transversales en el turismo

Estudiar administración de empresas turísticas representa en lo personal un firme compromiso conmigo misma, con mi comunidad y por supuesto, con mi país.

Siempre tengo presente mis raíces, mi cultura, mis sabores, mis tradiciones, las personas que con sus experiencias en la industria turística te transmiten su conocimiento, las cuales pongo en práctica día a día.

La carrera de turismo implica ser constante, tener buena comunicación con cada integrante de tu equipo para obtener los resultados deseados en el proyecto que estés realizando, sin duda la integración es invaluable y siempre estar abiertos a las iniciativas, a las nuevas ideas y nuevos proyectos de los demás.

El respeto es primordial, siempre va a haber diferentes puntos de vista y formas de trabajar, por eso también es importante practicar la tolerancia en esta industria, ya que estas en contacto con mucha gente con diferentes tradiciones, costumbres, idioma, cultura, etc.

El turismo es muy amplio y abarca muchas áreas para que las personas conozcan la historia de nuestro país de manera diferente, por ejemplo: si te gusta la aventura, está el ecoturismo o turismo de aventura; si tu interés está en la historia, existe el turismo cultural, con el que podremos saber las costumbres, tradiciones y gastronomía del lugar; cuando estás trabajando y requieres desplazarte por algún evento de trabajo, ya sean conferencias, exposiciones o simplemente reuniones de negocios, está el turismo de reuniones, el cual se enfoca a tus necesidades acercándote los mejores servicios, ya que te encuentras trabajando; o también existe el tradicional turismo de sol y playa, ese que normalmente practicamos cuando visitamos los destinos turísticos, como su nombre lo dice, con playa y mar.

Sin duda alguna, al estudiar turismo adquieres la responsabilidad con tu país de mostrar quién es, lo que representa, lo que vale y lo mucho que aporta al mundo.

La sociedad actual tiene una visión de nuestro país un poco errónea, pues más allá de los mariachis y el tequila, somos un lugar lleno de historia con grandes aportaciones, un país que tiene presencia en el mundo y lo más importante es que el ciudadano mexicano se sienta orgulloso de su nacionalidad y todo lo que tiene en sus manos.

Hacemos lo que hacemos para ofrecer las mejores experiencias y servicios, ayudando a que nuestro país sea la primera opción turística y que nuestra cultura se expanda por el mundo porque México tiene mucho que ofrecer a los demás.  Para ayudar a que México se haga notar podemos empezar por nosotros mismos, contando nuestra historia con orgullo para poderla transmitir de generación en generación, mostrando el verdadero México al que aún le falta explotar todo el potencial que tiene y tenemos todos los mexicanos.

 

Las habilidades transversales de los facilitadores

Varios de los que formamos parte de la familia Ciclonatura hemos expresado a través de redes sociales que ser facilitador es una experiencia mágica en la que todos aprendemos, nos divertimos y creamos una conexión especial.

Esta labor implica ser una persona comprometida que honra a los individuos pertenecientes a un grupo y entiende que en su conjunto existe una sabiduría inigualable.

Para ello, se usan procesos que permiten la contribución de cada individuo dentro de un equipo.

Un facilitador guía y apoya al grupo para que estos alcancen las metas establecidas, además de crear conciencia sobre su actuar, pensar y sentir. Para nosotros, este trabajo es un arte.

Como en toda labor, se requiere de ciertas habilidades transversales para poder desempeñarse de la mejor forma con el fin de llevar al grupo a una unión sincera y llena de energía. Las habilidades transversales indispensables para nuestro equipo de Ciclonatura son:

  • Liderazgo: Entendemos al liderazgo como ese compromiso de crear un mundo qe haga desear a las personas pertenecer ahí. Es decir, el facilitador propone, expresa una visión y da espacio a que los integrantes del grupo se adentren en esta perspectiva, pero también permite la reformulación y transformación de la misma con el objetivo de generar comodidad en los individuos. 
  • Comunicación: Para generar esa visión diferente del mundo, es necesario que el facilitador tenga la destreza de transmitir de manera clara y precisa los conceptos e ideas. Además, para permitir esa reformulación de la visión es necesario escuchar activamente a los miembros del grupo, pues de no ser así, no habrá comunicación. 
  • Análisis y solución de problemas: Siempre existen situaciones inesperadas que el facilitador tiene que comprender para darles solución inmediata, de forma que el grupo siga disfrutando cada minuto sin estrés, solo concentrándose en sí mismo y en su grupo. Esta es una capacidad indispensable para que el evento sea exitoso y los equipos alcancen sus metas. 
  • Administración del tiempo: Es fundamental que el facilitador tenga conciencia del tiempo y eso solo se logra realizando un cronograma de las actividades, seleccionando puntualmente la información a transmitir, así como ensayando para lograr la precisión necesaria dentro del evento.
  • Iniciativa: El que un facilitador tenga un sentido de proactividad es fabuloso porque cuando los miembros de un grupo necesitan apoyo no contemplado en la planificación el facilitador debe responder con rapidez y destreza antes de que los miembros lo externen. De esta manera es mucho más sencillo llegar a un objetivo.

Estas son algunas de las habilidades transversales que debe tener un facilitador, sin embargo, hay muchas más a tomar en cuenta para lograr tener éxito en esa labor.

En Ciclonatura todos los días estamos en constante mejora para que quienes asistan a nuestras activaciones guiadas por nuestros coaches tengan la posibilidad de vivir la experiencia de descubrirse a sí mismos.

Aprovechamos este blog para abrir una puerta a aquellos deseosos de ser facilitadores y vivir ese arte de manera especial dentro de Ciclonatura.

La importancia de las ventas en las empresas

¡Hola!

Antes de comenzar, quiero presentarme. Mi nombre es Alejandra Rosas, tengo una carrera técnica en turismo y decidí estudiar esto por la complejidad que implica, ya que puedes estar en áreas como restaurantería, hotelería, agencia de viajes, eventos turísticos, entre otras. Me gusta ser parte de Ciclonatura porque implica estar en contacto con las personas, poder observarlas, convivir con ellas y enseñarles a través de actividades lúdicas. También me encuentro trabajando en un call center donde pongo en práctica mi responsabilidad, compromiso, trabajo en equipo y empatía, ya que me encuentro en el área de ventas por teléfono.

Hoy les hablaré sobre algo que ha venido revolucionando la existencia de cualquier empresa: las ventas. un tema que todo empresario debe conocer, ya que de estas depende la vida de su negocio. Este tema surgió desde hace mucho tiempo, sólo que antes no se consideraba tan relevante como ahora. Para conocer la importancia de estas, primero debemos aclarar el significado real del término; es una acción que se genera al ofrecer un bien o servicio a cambio de dinero y puede realizarse por vía personal, por correo, por teléfono, entre otros medios.

La venta es un proceso de complejidad social, ya que las estrategias van dirigidas a diferentes grupos de personas configuradas como clientes, por lo que la empresa que produce el bien o servicio debe concentrarse no solo en vender el producto, sino también en hacer un correcto uso de la publicidad a fin de agradarle al consumidor y más aun, mantenerlo fiel al producto que se desea vender. Gran parte de su importancia se debe a que es el primer paso para que se genere un ciclo en la economía, permitiendo la circulación, intercambio y flujo de dinero en una sociedad determinada.

Los pasos para lograr una buena venta son:

1.- Conocer el producto
Antes de empezar a vender debes conocer lo que vas a vender. Para ello, debes tener respuestas a las siguientes preguntas:
•¿Qué es?
•¿Para qué sirve?
•¿Qué significa ésto para el Cliente?

2.- Establecer necesidades
Debes conocer aquello que les hace falta a tus clientes potenciales, pero haz que sean ellos mismos quienes te lo digan. Para ello puedes usar preguntas como:
•¿Qué es lo que busca?
•¿Qué características distinguen al producto o servicio ofrecido?

3.- Contacto efectivo  y cierre de venta
Una vez captada la atención o interés del cliente  es bueno volver a resaltar todos los beneficios del producto o servicio con el fin de aumentar las probabilidades de cerrar la venta. Para ello puede usar como guía las preguntas:  •¿Qué le parece si lo enviamos a su domicilio?
•¿Qué color le agrada?

Si estás interesado en este tema y quieres saber más sobre ello, puedes consultar:

Cómo vender más, Técnicas científicas con Jürgen Klarić
https://youtu.be/K1A0ua1Xhok

El poder del silencio

La semana pasada asistí a una capacitación sobre primeros auxilios. El ponente inició preguntando al público qué sabían sobre primeros auxilios y, pasados escasos segundos de silencio, comentó que tomaría en cuenta la participación de cada uno en su evaluación, evidentemente molesto porque nadie había respondido su pregunta de inmediato. Este es un sencillo ejemplo de la manera en la que el silencio a veces nos resulta incómodo y de la manera en la que, en nuestro intento por evitarlo, bloqueamos el flujo de una comunicación asertiva.

Probablemente, si el ponente hubiera esperado unos segundos más, alguien hubiera respondido su pregunta, animando al resto a seguir comentando. Sin embargo, no lo podemos juzgar, puede suceder a cualquiera de nosotros porque esos pocos segundos de silencio suelen parecer eternos para la persona que está esperando una respuesta.

El silencio sin duda es un elemento importante de la comunicación que realizamos en el día a día. Para algunos de nosotros resulta ser un reto porque en ocasiones ese silencio nos da un espacio para alimentar nuestras inseguridades y preguntarnos si estamos diciendo lo correcto, si estamos incomodando al otro o si somos lo suficientemente interesantes. Pero, si somos lo suficientemente hábiles, podemos utilizar el silencio como una herramienta a nuestro favor.

Promover la empatía
El silencio nos brinda la oportunidad de poner atención a nuestra comunicación no verbal, que involucra gestos, posturas y movimientos. Esta comunicación puede transmitir más empatía que cualquier cosa que podamos decir. ¿Qué haces mientras escuchas a los demás? Algunos elementos importantes son mantener el contacto visual, sonreír o hacer gestos acordes, mantener una postura abierta o incluso imitar la postura del emisor.

Escucha activa
Muchas veces utilizamos el silencio simplemente como una manera de esperar a que sea nuestro turno de hablar y nos encontramos más concentrados en lo que diremos a continuación que en lo que la otra personas está diciendo. Prueba dedicarte únicamente a escuchar, no importa si cuando sea tu turno de hablar te tomas un momento para acomodar tus ideas.

Autocontrol
Si eres una persona a la que le cuesta controlar lo que dice cuando está molesta, el silencio es una práctica necesaria. Tomarte un momento de silencio antes de hablar puede evitar que el conflicto continúe o que se vuelva más grave de lo que era al inicio.

Comunicación efectiva
Nuestro intento por romper el silencio de manera rápida a veces nos lleva a decir cosas que quizás no eran las más inteligentes, adecuadas o necesarias. Aunque parezca sorprendente, muchas veces el silencio, acompañado de la comunicación no verbal adecuada, promueve que la plática continúe de manera más efectiva que si se realizara pregunta tras pregunta.

Quizás estés pensando que tienes dominada la habilidad del silencio; sin embargo, es algo a lo que cotidianamente no ponemos atención. Te invitamos a que tomes consciencia de la manera en la que te comunicas; una manera fácil, y francamente reveladora de hacerlo es grabarte mientras interactúas con otras personas en el trabajo; puede ser en el trato con los clientes, en una junta o en una ponencia, dependiendo de tu profesión. Quizás descubras algo nuevo sobre ti.

¡Mejora tu creatividad!

¿Qué responderías si te preguntara qué tan creativo eres? Normalmente pensamos que la creatividad es cosa de diseñadores, publicistas o artistas, y tomamos poco en cuenta la manera en que la practicamos en nuestra vida diaria. Puede estar presente desde en la manera en la que resuelves la situación cuando te hacen falta ingredientes para el desayuno hasta en crear una nueva empresa.

La creatividad está relacionada con el éxito laboral y social e incluso la salud mental, por lo que no está de más tratar de mejorar nuestras habilidades creativas. Aquí te damos algunas sugerencias para hacerlo.

La creatividad comúnmente es entendida como el proceso de crear o producir algo de la nada…aunque no estamos tan seguros de que eso sea cierto. Una manera más cercana a la realidad de entender la creatividad consiste en encontrar procedimientos para realizar una actividad de manera distinta a la tradicional con la intención de satisfacer un determinado propósito. Y es que, en la gran mayoría de las ocasiones, cuando creamos, construimos sobre algo ya establecido, ya sea por nuestra experiencia o por lo que podemos aprender de los demás.

Constantemente se nos dice en la escuela que realicemos nuestro propio trabajo, sin copiarle a nuestro compañero de al lado. Sin embargo, una de las maneras más sencillas de propiciar la creatividad es justamente: copiarle a otros. No me refiero a borrar su nombre y cambiarlo por el nuestro, sino tomar ideas y construir a partir de ellas o mejorarlas. Y es que si queremos encontrar nuevas ideas, debemos darnos la oportunidad de aprender de los demás: puedes leer libros del tema, ver videos o platicar con personas que te inspiren, entre más puntos de vista mejor.

Las relaciones interpersonales y el trabajo en equipo son herramientas que pueden ser sumamente útiles al momento de desarrollar ideas creativas. Sin embargo, en algunos trabajos la competencia entre empleados los lleva a buscar que su idea sea la más destacada, impidiendo así el trabajo en equipo.

Uno de los elementos más utilizados es la lluvia de ideas, en la cual se pide a los miembros del equipo que den todas las ideas que se les vengan a la mente, buscando encontrar ideas originales. Sin embargo, es frecuente que una vez que uno de los miembros del equipo ha dado una idea, los demás integrantes continúen en la misma línea de pensamiento; por lo tanto, la manera más efectiva de realizar esta lluvia de ideas es dar tiempo a los integrantes para que piensen en ideas de manera individual y posteriormente compartirlas en grupo. Dos cabezas piensan más que una.

Muchas veces pensamos que aquellos que consideramos como creativos son los que tienen las mejores ideas. Sin embargo, en muchas ocasiones los creativos son mas bien los que comparten esas ideas sin miedo al fracaso. Y es que nuestras ideas no pueden crecer mucho si no nos atrevemos a compartirlas. Cuando platicamos nuestras ideas, así parezcan muy alocadas, las personas que nos rodean pueden contribuir a mejorarla o nos pueden dar una visión distinta.

Otra manera sencilla de promover la creatividad es caminar. En un estudio de la Universidad de Stanford, las personas que caminaron unos minutos antes de resolver un problema previamente dado obtuvieron el doble de ideas creativas que aquellos que permanecieron inmóviles. El estudio encontró que no hay diferencia entre caminar en una caminadora o al aire libre, por lo que es un hábito que fácilmente puede integrarse en el día a día durante el proceso creativo.  

Esta última sugerencia quizás ya la estés llevando a cabo, se trata de procrastinar. Y es que una investigación mostró que aquellas personas que procrastinan tienen niveles más altos de creatividad que aquellos que realizan la tarea de inmediato. Tiene que ver con una sencilla explicación: los procrastinadores tienen más tiempo de pensar, de cambiar de idea, de inspirarse en lo que sucede a su alrededor, mientras que aquellos que realizan la tarea de inmediato pueden únicamente quedarse con su primera idea. Si no eres un procrastinador puedes intentar dejar algunas ideas sin concluir y volver a revisarlas más tarde, quizás en el tiempo de espera se te ocurran nuevos elementos.

Finalmente, existe una segunda etapa de la creatividad, y es quizás la más difícil, aunque también la más satisfactoria. Se trata de convertir las ideas en acciones, a esto le llamamos innovación. La parte más retadora es probar nuestras ideas, sin duda no todas van a funcionar, pero hay que recordar que los errores son parte del proceso creativo y que a veces son los que llevan a las mejores ideas.

¿Por qué y cómo comunicar?

Diariamente, nos vemos inmersos en una atmósfera llena de mensajes que forman parte de un continuo proceso de comunicación, en el cual tenemos el papel tanto de emisores (aquellos que transmiten la información) como de receptores (aquellos que la reciben). Estos mensajes están relacionados con diversos conceptos, tales como código (conjunto de signos empleados para codificarlo), canal (elemento por el cual se transmite) y contexto (circunstancias sociales, culturales, temporales y espaciales en las que se realiza el proceso).

Estos términos permiten comprender la parte teórica de los elementos y el funcionamiento de la comunicación, pero ¿realmente en qué momento de nuestra vida diaria lo ponemos en práctica? La respuesta es muy sencilla: ¡en todo momento! Desde que te levantas y envías un mensaje de whatsapp a tu pareja hasta las juntas de trabajo con tu equipo o incluso en los anuncios publicitarios o las películas que ves en el cine los fines de semana. Siempre está presente el proceso comunicativo.

La razón de esto tiene mucho que ver con nuestra naturaleza social y racional. La primera hace necesaria la interacción con otras personas, sin embargo, esto sólo lo podemos realizar de manera efectiva gracias a la segunda, ya que necesitamos construir representaciones mentales de nuestra realidad y llevar a cabo procesos cognitivos para lograr un entendimiento al establecer relaciones con los demás.

Ahora, probablemente se pregunten: si las personas ya tenemos esa naturaleza social y racional, ¿por qué estudiar comunicación? Bueno, pues aunque todos contamos con esas capacidades, la realidad es que no todos las usamos de la mejor forma y eso muchas veces dificulta las relaciones no sólo entre personas, sino grupos sociales, organizaciones y hasta naciones.

Mi nombre es Deyanira Rivera, soy Licenciada en Comunicación y Medios Digitales y coordinadora de esta área en Ciclonatura. El día de hoy les hablaré sobre la importancia de esta disciplina y las habilidades transversales necesarias para ejercerla correctamente.

El papel de la comunicación es fundamental para poder establecer relaciones de cualquier tipo, ya que si no se logra un entendimiento entre los individuos, las intenciones de su interacción difícilmente podrán cumplirse.

Como les comenté anteriormente, los procesos comunicativos están presentes en nuestra vida diaria, pero eso mismo ha hecho que se subestime la importancia de su estudio al creer que “cualquiera puede hacerlo”. Esto es un grave error, pues aunque existe comunicación casi en todo momento, son pocas las veces en las que se lleva a cabo de manera efectiva.

Claramente, dentro de las habilidades transversales más importantes con las que debe contar un comunicólogo se encuentra la comunicación efectiva, sin embargo, no es la única, pues también se requiere empatía, creatividad y trabajo en equipo, principalmente dentro de las empresas.

La empatía es muy importante para conocer de manera más profunda al otro, ya que muchas veces en el proceso comunicativo no nos interesamos tanto en comprender a la otra persona, sino que buscamos imponer nuestras ideas, olvidando que al ponernos en su lugar, podremos establecer una mejor relación y será más fácil influir en ella.

Esto está muy relacionado con la creatividad, ya que una vez identificadas las características y necesidades de la otra persona, debemos idear las distintas formas en las que podemos hacerle llegar nuestro mensaje.

Al momento de establecer los canales y el formato en el que se transmitirá la información, es importante considerar las distintas herramientas tecnológicas que existen, con el fin de facilitar su recepción y comprensión.

Un ejemplo claro de ello se da en las empresas, las cuales buscan conocer a profundidad a sus clientes para saber de qué manera pueden llegar a ellos con el mensaje correcto, en el momento adecuado y por el mejor medio posible, ya que esto aumenta sus probabilidades de tener éxito al establecer relaciones comerciales con ellos.

Finalmente, el trabajo en equipo es otro aspecto fundamental, ya que la comunicación efectiva debe estar presente en cualquier organización y no sólo en las relaciones con sus stakeholders externos, sino dentro de la misma, por lo que para asegurar que todos los departamentos trabajen de manera sinérgica es indispensable que los comunicólogos desarrollen estrategias que permitan un correcto flujo de información entre todos los colaboradores.

En Ciclonatura sabemos la importancia de todas estas habilidades, por lo que en nuestras activaciones nos preocupamos por desarrollarlas al máximo, generando equipos de trabajo más productivos con mejores relaciones y comunicación entre los participantes.

Estrés del bueno

Últimamente escuchamos mucho acerca del estrés o el burnout y cómo afectan a nuestra salud. La mayoría de nosotros tenemos responsabilidades que nos generan esto diariamente, por lo que es un tema del que nos deberíamos de ocupar, pero ¿es realmente tan malo como pensamos o existe alguna manera de convertirlo en una fortaleza?

Primero entendamos qué es el estrés. El estrés es una respuesta del organismo ante un elemento que representa un reto o una amenaza física o psicológica y puede tener distintos tipos de manifestaciones; por ejemplo, algunas conductas como fumar, aumento o disminución del apetito o insomnio son frecuentes cuando estamos estresados. Así como signos fisiológicos como la sudoración, miosis (contracción de la pupila), cambio de temperatura corporal, tensión muscular, aumento de ritmo cardiaco, vasoconstricción, aumento de movilidad del sistema digestivo y secreción de epinefrina y cortisol. Estas reacciones son automáticas, como reflejo de la respuesta de lucha o huida que nos es útil para sobrevivir.

Resulta que estos signos no necesariamente son dañinos para la salud. La psicóloga Kelly McGonigal describe que el impacto para la salud tiene mucho que ver con lo que pensamos acerca del estrés; aquellas personas que consideran que el estrés no representa un riesgo para la salud y ven al estresor como un reto, generalmente tienen mejores condiciones.

El estrés también tiene mucho que ver con nuestra productividad. Es cierto que en niveles altos, nos bloquea y disminuye nuestro desempeño, pero en niveles muy bajos, resulta desmotivamente y también afecta nuestros resultados. En realidad, necesitamos de cierto nivel de estrés para alcanzar un desarrollo óptimo, por lo que la tarea debe de representar un reto.

Nuestro cuerpo es increíble y está diseñado para ayudarnos a enfrentarnos a los retos de la vida diaria. Aún más increíble es que tenemos la capacidad de alterar las reacciones de nuestro cuerpo a nuestro favor. Lo primero que necesitamos para manejar el estrés es identificar claramente cuáles están siendo nuestros estresores. ¿Qué situaciones te estresan? Y mejor aún ¿qué es lo que realmente te estresa? Quizás lo que te estresa no es entregar tu reporte, sino pensar que no es lo suficientemente bueno o que no tendrás la capacidad de hacerlo como te gustaría. Identifica estas situaciones y replantéalas utilizando un lenguaje objetivo, separa aquellos factores que están en tu poder y aquellos que no puedes controlar.

El segundo paso es identificar cuáles son tus reacciones ante el estrés. Como describimos anteriormente, existe un nivel de estrés en el que dejamos de desempeñarnos adecuadamente y esto es una reacción fisiológica que sucede a todo mundo. Es necesario aprender a escuchar a nuestro cuerpo. Identifica qué es lo que haces cuando empiezas a sentirte demasiado estresado ¿comes en exceso? ¿hablas mucho? ¿te sudan las manos? ¿qué es lo que sucede con tu cuerpo? Una vez que has identificado esto puedes identificar estas reacciones cuando suceden y detenerlas, antes de que lleguen a un nivel de ansiedad o de bloqueo.

¿Qué se puede hacer para controlar el estrés?

Cada persona es distinta, pero algunas de las recomendaciones para disminuir el estrés son practicar mindfullness y mejorar la concentración. Muchas veces el estrés tiene más que ver con nuestros pensamientos alrededor de la tarea más que en la tarea en sí misma, como cuando pasamos todo el día pensando en la enorme lista de cosas por hacer, lo cual nos impide concentrarnos en lo que estamos haciendo ahora.

Otras recomendaciones son hacer la acción contraria a lo que tienes que hacer. Una vez que hemos llegado al nivel de ansiedad, continuar tratando de realizar la tarea resulta difícil. A veces es mejor detenernos un momento y realizar alguna tarea que nos relaje para después volver a nuestra tarea; puede ser tomar una power nap, salir a caminar un rato, tener un momento de contacto con la naturaleza, tener una pequeña conversación con algún compañero o amigo. Ten en cuenta la importancia de cuidar de tu cuerpo, es mejor involucrarse en actividades que mejoren su salud como deportes o dormir, a conductas como fumar o comer que pueden resultar contraproducentes. Las activaciones en Ciclonatura son una oportunidad tanto para aprender más sobre este tema como para tener ese momento de relajación antes de continuar con tus labores diarias.

Habilidades de Ingeniero

Se dice que una carrera de Ingeniería debe contar con una fuerte base científica, orientarse al diseño, gestión y producción. Debe aplicar conocimientos científicos, matemáticos y tecnológicos en un contexto empresarial. Los profesionales deben ser innovadores en la industria y deberán desarrollarse permanentemente, con una educación continua como postítulo y postgrado…pero, ¿qué es todo esto sin conocer lo que realmente hace a un gran ingeniero?

Es clara la gran complejidad existente para ser ingeniero, pero esta no radica o se centra en lo académico, sino en múltiples variables a considerar.

Soy Daniel E. Morales, ingeniero en telecoms y sistemas electrónicos, y estos son mis dos principios para lograr ser un gran ingeniero.

  1. Un gran ingeniero es aquel que centra todos sus conocimientos en pro de generar un cambio, generar relaciones y habilidades interpersonales además de aportar una visión global de mejora al enfrentarse a retos día a día.
  2. Un gran ingeniero requiere una habilidad fundamental, la capacidad de aprendizaje. Un gran ingeniero escucha a su equipo de trabajo, crea los lazos de comunicación, observa y desarrolla las múltiples capacidades de su equipo para resolver de manera productiva, y sustentable los problemas manteniendo el bienestar de su equipo.

En otras palabras, un ingeniero necesita ser una persona capaz de generar 8 habilidades fundamentales en su vida ingenieril.

Capacidad de aprendizaje

Nunca se ha necesitado de un ingeniero que siga órdenes. Siempre se espera que seamos los promotores de iniciativas, pro activistas de soluciones o mejor aún generadores de soluciones eficientes, pero todas estas iniciativas llevan como base el aprendizaje, la adquisición del conocimiento mediante el estudio continuo del ambiente a resolver.

Identificar el entorno

Una vez que logras obtener el aprendizaje de lo que requieres resolver como ingeniero debes ser capaz de establecer, demostrar y reconocer la identidad del problema o las personas y las causas que provocan el problema. En otras palabras, observa tu entorno, reconoce si tienes todas las herramientas para solucionar el problema. Recuerda, somos ingenieros y no superhéroes, por lo tanto necesitamos de ayuda para resolver las problemáticas y ahí es donde entra un equipo de trabajo y la siguiente habilidad.

Liderazgo, Habilidades sociales & Gestión

Estas tres habilidades en conjunto son la combinación perfecta para llegar a la resolución del problema. El liderazgo es necesario para encaminar a tu equipo de trabajo, recuerda que mediante la identificación del entorno podrás conocer las habilidades de tu equipo. Una vez definidas las funciones y las habilidades de cada uno de tus integrantes de equipo, la gestión es crucial. Esta es la acción que, junto con otros, ser llevará a cabo para conseguir o resolver el problema. Y finalmente, siempre debes tener la capacidad para generar y mantener el equilibrio en el equipo, generando beneficios a la sociedad y la felicidad de tu equipo; habilidad social.

Resolución de problemas

Si todas las habilidades anteriores las tenemos presentes, llegaremos a una determinación definitiva sobre cómo resolver la cuestión problemática. En ocasiones la solución más eficiente es la más sencilla, lo difícil es encontrarla.

Resiliencia

El trabajo del ingeniero requiere constantemente adaptarse a los cambios y en ocasiones es imposible no cometer algunos errores. Lo importante es la manera en la que se aprende de estos errores y se crean nuevas soluciones para atender a las nuevas problemáticas que surgen.

Innovación

Finalmente, se requieren de ingenieros con capacidad de cambiar las cosas introduciendo novedades, poniendo un valor agregado y sin olvidar la sustentabilidad del ambiente. Sin olvidar el equilibrio entre el costo, el ambiente y el cuidado de las personas para sostener esta innovación, siempre viendo al futuro.

¿Y el recreo de los adultos?

Ya eres adulto; debes tomarte las cosas en serio y ser productivo, ¿o no?

A medida que vamos creciendo nos vemos cada vez más absorbidos por la escuela y, posteriormente, por el trabajo, pareciendo, en ocasiones, que no tenemos tiempo para divertirnos. Pensamos que jugar “no es productivo” y en nuestros tiempos libres es más probable que nos sentemos a ver Netflix a que nos involucremos en actividades lúdicas como lo hubiéramos hecho de niños.

No nos queda la menor duda de que el juego es una parte fundamental en el desarrollo de los niños; sin embargo, en lo que se refiere a los adultos, este ha sido muy subestimado. A continuación te explicamos algunas de las razones por las que deberías de jugar más, aún siendo mayor de edad.

Creatividad

Quizás la habilidad más relacionada con lo lúdico es la creatividad, y es que cuando jugamos estamos más concentrados en la experiencia y no tanto en la meta final; podemos incluso no tener un objetivo definido. Por ello, el juego nos permite ser más atrevidos, curiosos y buscar formas diferentes de hacer las cosas para desarrollar distintas soluciones a un problema.

Alegría

El juego promueve la liberación de endorfinas que aumentan el sentimiento de bienestar e incluso pueden disminuir la sensación de dolor de manera momentánea. En pocas palabras, nos gusta jugar porque nos hace sentir alegres.

Relajación

El juego es una oportunidad para olvidarse de las responsabilidades y pendientes por un rato. Generalmente, se necesita más de una persona para realizar las actividades lúdicas; por lo tanto, la interacción que se genera con familiares, compañeros o amigos durante las mismas ayuda a disminuir el estrés o contrarrestar la depresión.

Relaciones

Tener una actitud “juguetona” te puede facilitar la interacción con las personas a tu alrededor, ya sea como una manera de romper el hielo para reducir el estrés o incluso como una forma de solucionar conflictos, ya que también ayuda a desarrollar habilidades de trabajo en equipo y comunicación.

Habilidades cognitivas

Compartir el juego con otros puede mejorar las funciones cognitivas; por ejemplo, el ajedrez y los rompecabezas ayudan a prevenir los problemas de memoria. Las actividades lúdicas son una gran manera de adquirir conocimiento, ya que es más probable que recuerdes lo aprendido a través del juego que mediante estrategias tradicionales.

El juego hace que el trabajo se vuelva más productivo y placentero, por lo que algunas empresas han creado espacios dentro de sus instalaciones donde los trabajadores puedan tener descansos divertidos; tales como mesas de futbolito o ping pong, sin embargo, basta con cargar un paquete de cartas para jugar en los ratos libres o bromear con los compañeros para despejarse.

Parte importante de lo que hacemos en Ciclonatura es promover momentos de actividad lúdica en los equipos de trabajo, con el fin de mejorar su integración y ayudarlos a descubrir sus habilidades, ya que hemos sido testigos de los grandes beneficios que esto trae a las personas y nos encanta seguir generando este tipo de experiencias.


Referencias

Brown, S. (2008) Play is more than just fun. TED  Recuperado de https://www.ted.com/talks/stuart_brown_says_play_is_more_than_fun_it_s_vital/details

Cohn, J. (2013) The importance of play. TED x talks

Kovatch, B. (2015) Never underestimate the power of play. Center for Faculty Excellence. United States Military Academy. Nueva York, Estados Unidos Recuperado de https://www.usma.edu/cfe/Literature/Kovatch_15.pdf

El Deporte & La Psicología

Es común escuchar que la psicología resulta ser un gran apoyo para diversas áreas, principalmente educativas, pero ¿será que puede complementar al deporte? ¡Claro! Actualmente, es muy importante la incidencia de esta en el ámbito deportivo, apareciendo muchas veces en forma de coaching, sin embargo, existen muchas otra aplicaciones que veremos a continuación.

Una de las herramientas utilizadas en el deporte se encuentra dentro de la psicofisiología y es la técnica llamada Biofeedback, la cual consiste en enseñarle al deportista a controlar sus respuestas fisiológicas con el fin de mejorar su desempeño en una situación que implique estar bajo presión, por ejemplo, un torneo muy importante o la final de un evento.

Muchas veces, no es el cuerpo ni la habilidad lo que falla en una instancia final, sino la mente y, a través del Biofeedback, los atletas son capaces de regular el estrés usando diversas técnicas, principalmente de relajación, control de la respiración y visualización.

¿Cómo funciona el biofeedback?

El biofeedback consiste en conectar una persona a varios sensores que miden las respuestas fisiológicas. La variedad de sensores que se conectan miden la frecuencia cardiaca, respiratoria, el nivel de sudoración de la piel (respuesta galvánica), la tensión muscular (EMG) y la temperatura periférica, proyectando dichas respuestas fisiológicas en un monitor donde el atleta es capaz de observarlas. Posteriormente, se somete a la persona a una situación de estrés (un estresor comúnmente psicológico), por ejemplo, se le pide imaginarse en la final de una competencia o realizando tareas complejas, con el fin de observar cómo aumentan sus niveles de estrés. El objetivo es que el atleta disminuya y controle esas respuestas fisiológicas mediante las técnicas aprendidas durante el entrenamiento.

Un estudio realizado a atletas de tiro en una universidad de Singapur demostró la importancia del biofeedback, ya que durante ocho semanas, un grupo de deportistas fue entrenado con técnicas de biofeedback (grupo experimental), mientras que otro grupo no recibió entrenamiento alguno (grupo control). Después de la intervención, los atletas del grupo experimental registraron un mejor desempeño que el grupo control.

Otra rama de la psicología, llamada neuropsicología, tiene como objeto de estudio la relación entre la conducta y el cerebro. Las funciones ejecutivas, ubicadas principalmente en el lóbulo frontal, son habilidades cognitivas y autodirigidas implicadas en la conducta de una persona. Algunas de ellas son la flexibilidad, la inhibición, la memoria de trabajo, la inteligencia espacial, la atención y la capacidad mental. Estas habilidades son referidas como “inteligencia deportiva”, ya que son esenciales en el buen rendimiento de un deportista.

En un estudio realizado a futbolista de las ligas profesionales de Suecia, se encontró una relación existente entre el desempeño deportivo de los jugadores y el puntaje en pruebas que miden las funciones ejecutivas. Los futbolistas que participaban en la primera división Sueca obtuvieron mayores puntuaciones que los futbolista de la segunda división, demostrando la diferencia de competitividad entre ambos grupos.

Las funciones ejecutivas se pueden utilizar para predecir el rendimiento de un futbolista a futuro. Si existiera un programa similar en México, se podría seleccionar desde una edad muy temprana a los jóvenes que no solo tengan un talento sobre la cancha, pero también altas puntuaciones en pruebas de funciones ejecutivas.

De esta manera la psicología y el deporte pueden ir de la mano para identificar y desarrollar mejores atletas al brindarles habilidades mas allá del talento, las cuales les pueden dar una ventaja sobre sus competidores.


Referencias

Vestberg T, Gustafson R, Maurex L, Martin I, Petrovic P. Executive Functions Predict the Success of Top-Soccer Players. PLoS One 2012 04;7(4).

Ortega, E. ;  Keng WangChee [Keng, W. C. J. ] Effectiveness of an integrated mental skills and biofeedback training program on sport shooters. International Journal of Sport Psychology 2018 Vol.49 No.1 pp.35-54 ref.many

Promover la competitividad en el trabajo: Pros y Contras

Una competencia implica que dos o más personas, equipos u organizaciones busquen alcanzar una misma meta, lo cual resulta en un “ganador” y, por consiguiente, en varios “perdedores”. El éxito de uno de los participantes es inherente al fracaso del resto, ¿o no? Tal vez debemos preguntarnos si es esta la clase de esquema que debemos promover en las organizaciones.

El cómo competimos está altamente relacionado con las habilidades de resiliencia de cada persona, algunos ven la competencia como una amenaza, mientras otros la ven como un reto o una manera de ascender en su carrera. La percepción depende en gran medida de los recursos con los que se cuente, pues cada persona se enfrenta de distinta manera a este reto, mientras algunos piensan que deben de traicionar a sus compañeros para llegar a la cima, otros lo logran con el apoyo del resto.


Los pros

La competitividad definitivamente tiene muchos beneficios no sólo para la empresa, sino también para los colaboradores. Los estudios muestran que un ambiente competitivo aumenta la productividad, innovación, creatividad, motivación y concentración de los empleados, promoviendo la entrega de mejores resultados; así, los trabajadores tienen crecimiento laboral, mientras que la empresa puede alcanzar nuevos horizontes.  

Con un enfoque positivo, la competencia puede promover el respeto, la empatía y consideración hacia el resto de los miembros del equipo, pues nos brinda la oportunidad de detectar nuestras fortalezas y debilidades para desarrollar estrategias que nos ayuden a lidiar con la adversidad. Además, cuando se da de manera colaborativa, es una oportunidad para aprender de las fortalezas de nuestros compañeros.

La competencia influye de manera importante sobre la autoestima; cuando un individuo comienza a ver lo que es capaz de lograr, se genera un impacto positivo en su persona, anhelando retar sus límites, tal es el caso de las personas que practican deportes y continúan buscando superar nuevas metas.


Los contras

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas. Cuando el nivel de competitividad genera altos niveles de estrés en los colaboradores, los estudios muestran que los niveles de productividad comienzan a descender. Además, se generan dificultades entre los colaboradores al promoverse el trabajo individual por encima de la colaboración, resultando en una fuerte rivalidad.

En ambientes altamente competitivos, la autoestima de los empleados puede tener grandes repercusiones, particularmente sobre aquellos que no están logrando llegar a los primeros lugares. En estos casos, al no tener un reconocimiento sobre su trabajo, el empleado pierde confianza y, continuamente, produce los mismos resultados al no esperar alcanzar aquellos destacados.

¿Qué tanto es demasiada competencia?

Uno de los casos más destacados hoy en día por su acelerado crecimiento es el de Amazon. Su esquema de trabajo propicia un ambiente de alta competitividad entre los empleados, utilizando evaluaciones frecuentes donde los empleados pueden sabotearse unos a otros. Esta empresa tiene grandes recortes de personal de manera anual y podemos leer historias sobre empleados que han sufrido ataques de ansiedad o llorado en sus escritorios.

Por otro lado, los trabajadores también han mencionado que el trabajo en Amazon es apasionante precisamente porque los empuja más allá de lo que pensaban que era el límite, considerando incluso a ciertos compañeros como algunas de las personas más comprometidas que han conocido, pues jamás se conforman.

Si bien este es un caso extremo, hay algo que podemos aprender sobre Amazon: mantienen claro el objetivo. Parte de lo que hace a los empleados de Amazon tan apasionados por lograr resultados es que tienen claro que el objetivo es el cliente y trabajan duro para lograr cada vez menores tiempos de entrega. En otros casos, los problemas comienzan a surgir cuando el foco se coloca sobre la competencia en contra de los compañeros en lugar del bien de la empresa.

En Ciclonatura trabajamos para desarrollar habilidades que propicien una competencia cooperativa, siendo esta la que ha demostrado mejores resultados. Fomentamos el desarrollo de habilidades sociales como solidaridad, trabajo en equipo, iniciativa, liderazgo y empatía, ya que, si bien un alto nivel de competitividad puede lograr buenos resultados, es importante cuidar del bienestar de todos los colaboradores y recordar que la principal competencia para promover el desarrollo laboral es la que tiene cada uno de los empleados contra sí mismo.


 

Referencias:

Headges, K. (2015) Competition At Work: Positive or Positively Awkful? Forbes. Recuperado de https://www.forbes.com/sites/work-in-progress/2015/07/08/competition-at-work-positive-or-positively-awful/#2dd201962da8

Kantor, J., & Streitfeld, D. (2015) Inside Amazon: Wrestling Big Ideas in a Bruising Workplace. The New York Times. Recuperado de https://www.nytimes.com/2015/08/16/technology/inside-amazon-wrestling-big-ideas-in-a-bruising-workplace.html

Lau, C. & Kleiner, B. H. (2014) Make workplace competition healthier. Industrial Management: Institute of Industrial and System Engineers. Recuperado de http://www.iise.org/uploadedFiles/IMSeptOct14kleiner.pdf

¡Avientate a emprender!

Imagina que te piden aventarte desde lo más alto de una cascada, con los ojos vendados y  sin decirte la profundidad del río. ¿Te aventarías?

imagenMetafóricamente, yo lo hice durante mi carrera universitaria y aún sigo cayendo. Soy Cecilia Morales, estudié la Licenciatura de Creación y Desarrollo de Empresas. En esta carrera desde sexto semestre, los profesores te piden crear y desarrollar una idea de negocios que se convertirá en tu pase directo a la titulación, y si le pones pasión, será la startup de tus sueños.  

A través de esa experiencia puedo describir el emprendimiento como esa hazaña valerosa de aventarte al vacío, sin conocer nada sobre el trayecto ni el final de tu salto; arriesgándote a dar todo. Es una sensación que prefiero jamás dejar de sentir porque significa que estoy haciendo algo extraordinario.

Durante el tiempo que llevo siendo emprendedora me he topado con que la valentía es  sólo una de las tantas habilidades transversales que necesita un emprendedor para transformar su idea en una startup.

¿Te imaginas qué otras habilidades son necesarias para emprender? Te enumero algunas:

  • Autoconfianza: Esta habilidad implica tener autoconocimiento, seguridad en ti, autovaloración y autonomía plena. Todo ello supone un convencimiento de que eres capaz de realizar cualquier cosa que te propongas, soportando retos y obstáculos.
  • Autocontrol: La situación económica que conlleva emprender produce estrés y ansiedad; estados emocionales que debes aprender a dominar.
  • Comunicación: A mi parecer, la comunicación es una de las habilidades más importantes de tener desde el inicio hasta el final del emprendimiento. Y es que con dicha habilidad podrás exponer tu idea a otros para poder pivotear y validar, relacionarte armoniosamente con tus colaboradores y atraer nuevos clientes.
  • Flexibilidad: Se requiere una dosis de flexibilidad y versatilidad para enfrentar y aceptar que mientras emprendes, el mundo cambiará tantas veces como él quiera, modificando así tu enfoque e idea de negocios.
  • Liderazgo: Como dijo el tan querido tío Ben Parker “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Si quieres crear la startup de tus sueños, deberás inducir a tu equipo de trabajo a que colaboren contigo de manera efectiva, proactiva y realista. Tu responsabilidad será inspirar a otros siendo el ejemplo viviente.

Y la lista seguiría y seguiría; sin embargo, prefiero hacerte la invitación a que vivas la experiencia de emprender. Emprende lo que quieras, en el sector que más te apasione, con la gente que más te sume, para resolver el problema que más llame tu atención, pero hazlo. Y si necesitas ayuda en el camino, Ciclonatura está para darte la mano y caminar a tu lado en este mundo tan lleno de adrenalina como lo es el del emprendimiento.