La importancia de conocer a nuestros alumnos

Es común que al inicio de un curso se haga la actividad en la que cada alumno dice su nombre, quizás su edad y algún dato sobre él. Para algunos docentes es una actividad obligada, para otros resulta opcional. De lo que estamos seguros es de que esta actividad se queda muy corta con respecto a todo lo que podemos aprender sobre nuestros alumnos que puede promover su aprendizaje.

Cada uno de nuestros alumnos es un mundo distinto, con diferentes intereses, capacidades y circunstancias. Resulta ambicioso querer diseñar una sola clase que cumpla con las necesidades de cada uno de ellos; sin embargo, sí hay muchas cosas que podemos hacer para convertir nuestra clase en un espacio amigable y conocer a nuestros alumnos es el primer paso.

Te contamos aquí algunos de los beneficios de conocer a tus alumnos.

Ajustar las expectativas

Hemos hablado ya sobre el efecto Pygmalion, por lo que sabemos que dejarse llevar por las primeras impresiones no es la mejor idea. A veces incluso antes de que lleguen a nuestro salón de clases, otros maestros nos han hablado de lo irresponsables que son o lo inteligentes o mal educados que son con ellos, por lo que cuando llegan puede ser que nos hayamos formado ya una idea de ellos.

Es importante ofrecer a nuestros alumnos el reto justo. No un reto que esté más allá de sus capacidades ni uno que resulte demasiado sencillo para ellos. Para eso es necesario conocerlos un poco, saber cuáles son sus bases y realizar alguna evaluación diagnóstica. De lo contrario, nos arriesgamos a esperar muy poco de un alumno que podría ofrecer mejores resultados y por lo tanto es probable que esos mejores resultados jamás lleguen.

Motivar a los alumnos

Tenía una maestra en la carrera que, después de varios meses de clases, no tenía ni idea de cómo me llamaba. Solía faltar mucho a esa clase porque sabía que sería difícil anotarme la falta cuando no sabía cuál de los nombres de la lista era yo.

Cuando no conoces a tus alumnos, es difícil encontrar una manera de motivarlos. Conocer sus planes a futuro y sus deseos puede ser una muy buena herramienta. Nos gusta más hacer las cosas si sabemos que nos resultarán útiles, muchas veces los alumnos no saben para qué sirve eso que están aprendiendo en clase, por lo que saber sus planes e intereses nos puede ayudar a que relacionen eso que están aprendiendo con aquello que desean en un futuro.

Aprendizaje significativo

Quizás una de las herramientas más útiles para que el aprendizaje que se da en el salón de clases sea significativo, es conocer los intereses de tus alumnos. ¿Conoces cuáles son los programas o películas que les interesan a tus alumnos? ¿Qué hacen por las tardes? ¿O de qué hablan a la hora del receso? Esa es una de las maneras más sencillas y francamente divertidas de captar su atención en clase y hacerlos interesarse por el tema.

Desde hablar de estafadores en las Vegas para enseñar probabilidad hasta hablar de superhéroes para enseñar inglés. Las opciones son infinitas y es aquí cuando puedes echar a andar tu imaginación.

Prepararlos para aprender

No todos aprendemos de la misma forma, tenemos distintos estilos de aprendizaje y distintas maneras de regularnos, quizás algunos de los alumnos necesiten moverse, mientras otros necesiten música o completo silencio. Resulta difícil adaptarse a todas las distintas necesidades, pero conocer un poco sobre los estilos de aprendizaje de cada alumno o sobre los elementos que pueden ser estresores nos puede ayudar a realizar adaptaciones, por ejemplo, determinar el horario de entrega de tareas o la forma de evaluación.

Estos son solamente algunos ejemplos sobre la importancia de conocer a tus alumnos; sin embargo, las posibilidades son muchas. Las activaciones educativas en Ciclonatura son una opción para poder conocer más de las habilidades con las que cuentan los alumnos, así como para promover una relación positiva entre alumnos y maestros.


Medicina: ¿qué habilidades debo tener?

Desde la antigüedad, el propósito de la medicina ha sido el curar las enfermedades, sin embargo, con el paso del tiempo la prevención también ha formado parte de ese propósito; además, ha adoptado características fundamentales, las cuales se reflejan actualmente en la actitud de la sociedad hacia el hombre y su cuerpo, así como en la valoración del conjunto salud-enfermedad.

Mi nombre es Diana Morales, soy médico cirujano y sub-coordinadora de Prevención y Servicios Médicos en Ciclonatura. El día de hoy hablaremos de la relevancia que tiene esta profesión en el entorno social, así como de las habilidades transversales que conlleva.

Hoy en día la práctica de la medicina implica una relación entre el médico (el agente activo del proceso sanitario), el enfermo (el paciente o agente pasivo que recibe la acción del médico) y la enfermedad (la entidad nosológica que enlaza al médico y al enfermo), con lo anterior el profesional de salud debe poner a disposición de la población los conocimientos, las habilidades y el buen juicio adquiridos durante su formación para prevenir y/o curar enfermedades, y del mismo modo mantener e inclusive mejorar su bienestar.

El ejercicio de esta profesión siempre ha necesitado de una vocación de servicio y, por lo tanto, requiere que el médico cultive ciertas cualidades indispensables para la misma  (habilidades transversales) y que podemos enlistar a continuación:

A) Valores profesionales, actitudes y comportamientos éticos: Aquí se incluyen los principios éticos (secreto profesional), la responsabilidad legal y el ejercicio profesional centrado en el paciente (respeto a su autonomía, creencias y cultura).

B) Fundamentos científicos: La habilidad para comprender y reconocer la estructura y función normal del cuerpo humano (a nivel molecular, celular, tisular, orgánico y de sistemas, en las distintas etapas de la vida y en los dos sexos), las bases de la conducta humana (normal y sus alteraciones), los agentes causales y factores de riesgo que determinan el desarrollo de la enfermedad y por último el manejo terapéutico basándose en la evidencia científica disponible.

C) Habilidades clínicas: Nos referimos a la capacidad para obtener información fidedigna y confiable a través del interrogatorio, la exploración física, selección de estudios de laboratorio y/o gabinete que contribuyan al diagnóstico de una patología y finalmente a establecer un pronóstico y tratamiento.

D) Habilidades de comunicación: Una comunicación efectiva (tanto de forma oral como escrita) con los pacientes, los familiares, y otros médicos, nos permitirá obtener información relevante de nuestros pacientes para dirigirse con eficiencia y empatía hacia ellos y  sus familiares.

E) Promoción de la salud, y va de la mano con la creatividad para lograr concientizar al paciente.

F) Análisis crítico e investigación: Tener la habilidad de formular hipótesis, recolectar y valorar de forma crítica la información para la resolución de problemas, siguiendo el método científico.

G) Trabajo en equipo: Una de las habilidades más importantes, pues es necesaria desde que interactúas con un paciente, su familia y/u otros médicos en beneficio de su salud.

Como puedes darte cuenta, algunas de las habilidades transversales se adquieren fuera del ámbito laboral; otras forman parte de los rasgos personales de cada individuo, pero casi todas se pueden aprender y potenciar a través de formación especialmente orientada a trabajarlas. ¡En Ciclonatura encontrarás la oportunidad que esperabas para lograrlo!

¿Cómo emprender un nuevo negocio?

La era de la tecnología y las redes sociales en la que vivimos hoy en día ha puesto más a nuestro alcance la oportunidad de emprender, ya que en muchas ocasiones, podemos comenzar con una idea y una computadora. Historias de emprendimiento conocemos muchas, desde Henry Ford hasta Steve Jobs, pero ¿qué es en realidad el emprendimiento?

Emprender significa cuestionar lo establecido. Es el proceso de iniciar o desarrollar una nueva compañía con el objetivo de dar un producto o servicio nuevo o mejorado al mercado. El emprendimiento también puede ser mejorar algún proceso ya existente de producción. Por lo tanto, abrir un hotel más no es necesariamente emprendimiento; sin embargo, empresas como Airbnb que han encontrado una manera distinta de brindar este mismo servicio sí lo son.

Iniciar un negocio desde cero sin duda no es una tarea fácil, requiere de un largo proceso, desde que surge la idea inicial hasta que se tiene una empresa bien consolidada. Y este camino es tanto emocionante como atemorizante. Aquí te contamos algunas cosas importantes que necesitas saber antes de convertirte en un emprendedor.  

La idea

Lo primero que debes considerar es que el negocio que inicies sea algo que te haga feliz y que te apasione. No necesitas la idea más innovadora, sino crear algo que ofrezca al mundo una mejora. Muchos de los negocios allá afuera inician pensando en las ganancias, y aunque sí es un elemento fundamental para que el negocio salga a flote, tener la vista centrada en las ganancias no es lo que hará de tu negocio exitoso. Enfócate en crear un servicio de excelencia o un producto que los consumidores amen.

El equipo

“Puedes diseñar y crear, y construir el lugar más maravilloso del mundo. Pero se necesitan personas para hacer realidad el sueño.” Walt Disney

El camino del emprendimiento no es fácil y rodearte de las personas adecuadas no sólo te hará el camino un poco más ligero, sino que es uno de los indicadores más importantes de éxito. Es importante encontrar a personas capacitadas, pero aún más importante encontrar personas con objetivos parecidos y con un estilo de trabajo que se adapte al tuyo.

Las habilidades

Ser emprendedor requiere de un set de habilidades en constante desarrollo, ya que es seguro que te enfrentarás a retos que no te han enseñado a resolver en la universidad. Identificar tus habilidades personales y desarrollarlas es parte de la inversión necesaria para tu negocio, así como identificar aquellas cosas en las que no eres tan hábil, quizás requieras de más capacitación en el área en la que planeas incursionar o quizás necesites de alguien que te asesore o te ayude.

Los errores

Algunos de los emprendedores más conocidos han fallado, Henry Ford se declaró en quiebra 5 veces antes de que su compañía alcanzara el éxito, y J.K. Rowling fue rechazada de 12 editoriales para lograr publicar Harry Potter. Cuando emprendemos, las cosas no siempre salen como lo esperábamos, y cometemos errores. Lo importante es aprender de ellos.

1 de cada 3 mexicanos que quieren emprender no lo hacen por miedo al fracaso. Sabemos que emprender puede resultar amenazante, pero no nos gustaría que eso te detuviera. Es por eso que en Ciclonatura brindamos el servicio de Consultoría en emprendimiento, para acompañarte y facilitar el proceso de iniciar tu negocio.


Senderos, M. (2018) 10 datos curiosos del emprendimiento en México que debes saber. Entrepreneur. Recuperado de https://www.entrepreneur.com/article/292067


Habilidades de Ingeniero

Se dice que una carrera de Ingeniería debe contar con una fuerte base científica, orientarse al diseño, gestión y producción. Debe aplicar conocimientos científicos, matemáticos y tecnológicos en un contexto empresarial. Los profesionales deben ser innovadores en la industria y deberán desarrollarse permanentemente, con una educación continua como postítulo y postgrado…pero, ¿qué es todo esto sin conocer lo que realmente hace a un gran ingeniero?

Es clara la gran complejidad existente para ser ingeniero, pero esta no radica o se centra en lo académico, sino en múltiples variables a considerar.

Soy Daniel E. Morales, ingeniero en telecoms y sistemas electrónicos, y estos son mis dos principios para lograr ser un gran ingeniero.

  1. Un gran ingeniero es aquel que centra todos sus conocimientos en pro de generar un cambio, generar relaciones y habilidades interpersonales además de aportar una visión global de mejora al enfrentarse a retos día a día.
  2. Un gran ingeniero requiere una habilidad fundamental, la capacidad de aprendizaje. Un gran ingeniero escucha a su equipo de trabajo, crea los lazos de comunicación, observa y desarrolla las múltiples capacidades de su equipo para resolver de manera productiva, y sustentable los problemas manteniendo el bienestar de su equipo.

En otras palabras, un ingeniero necesita ser una persona capaz de generar 8 habilidades fundamentales en su vida ingenieril.

Capacidad de aprendizaje

Nunca se ha necesitado de un ingeniero que siga órdenes. Siempre se espera que seamos los promotores de iniciativas, pro activistas de soluciones o mejor aún generadores de soluciones eficientes, pero todas estas iniciativas llevan como base el aprendizaje, la adquisición del conocimiento mediante el estudio continuo del ambiente a resolver.

Identificar el entorno

Una vez que logras obtener el aprendizaje de lo que requieres resolver como ingeniero debes ser capaz de establecer, demostrar y reconocer la identidad del problema o las personas y las causas que provocan el problema. En otras palabras, observa tu entorno, reconoce si tienes todas las herramientas para solucionar el problema. Recuerda, somos ingenieros y no superhéroes, por lo tanto necesitamos de ayuda para resolver las problemáticas y ahí es donde entra un equipo de trabajo y la siguiente habilidad.

Liderazgo, Habilidades sociales & Gestión

Estas tres habilidades en conjunto son la combinación perfecta para llegar a la resolución del problema. El liderazgo es necesario para encaminar a tu equipo de trabajo, recuerda que mediante la identificación del entorno podrás conocer las habilidades de tu equipo. Una vez definidas las funciones y las habilidades de cada uno de tus integrantes de equipo, la gestión es crucial. Esta es la acción que, junto con otros, ser llevará a cabo para conseguir o resolver el problema. Y finalmente, siempre debes tener la capacidad para generar y mantener el equilibrio en el equipo, generando beneficios a la sociedad y la felicidad de tu equipo; habilidad social.

Resolución de problemas

Si todas las habilidades anteriores las tenemos presentes, llegaremos a una determinación definitiva sobre cómo resolver la cuestión problemática. En ocasiones la solución más eficiente es la más sencilla, lo difícil es encontrarla.

Resiliencia

El trabajo del ingeniero requiere constantemente adaptarse a los cambios y en ocasiones es imposible no cometer algunos errores. Lo importante es la manera en la que se aprende de estos errores y se crean nuevas soluciones para atender a las nuevas problemáticas que surgen.

Innovación

Finalmente, se requieren de ingenieros con capacidad de cambiar las cosas introduciendo novedades, poniendo un valor agregado y sin olvidar la sustentabilidad del ambiente. Sin olvidar el equilibrio entre el costo, el ambiente y el cuidado de las personas para sostener esta innovación, siempre viendo al futuro.

¿Y el recreo de los adultos?

Ya eres adulto; debes tomarte las cosas en serio y ser productivo, ¿o no?

A medida que vamos creciendo nos vemos cada vez más absorbidos por la escuela y, posteriormente, por el trabajo, pareciendo, en ocasiones, que no tenemos tiempo para divertirnos. Pensamos que jugar “no es productivo” y en nuestros tiempos libres es más probable que nos sentemos a ver Netflix a que nos involucremos en actividades lúdicas como lo hubiéramos hecho de niños.

No nos queda la menor duda de que el juego es una parte fundamental en el desarrollo de los niños; sin embargo, en lo que se refiere a los adultos, este ha sido muy subestimado. A continuación te explicamos algunas de las razones por las que deberías de jugar más, aún siendo mayor de edad.

Creatividad

Quizás la habilidad más relacionada con lo lúdico es la creatividad, y es que cuando jugamos estamos más concentrados en la experiencia y no tanto en la meta final; podemos incluso no tener un objetivo definido. Por ello, el juego nos permite ser más atrevidos, curiosos y buscar formas diferentes de hacer las cosas para desarrollar distintas soluciones a un problema.

Alegría

El juego promueve la liberación de endorfinas que aumentan el sentimiento de bienestar e incluso pueden disminuir la sensación de dolor de manera momentánea. En pocas palabras, nos gusta jugar porque nos hace sentir alegres.

Relajación

El juego es una oportunidad para olvidarse de las responsabilidades y pendientes por un rato. Generalmente, se necesita más de una persona para realizar las actividades lúdicas; por lo tanto, la interacción que se genera con familiares, compañeros o amigos durante las mismas ayuda a disminuir el estrés o contrarrestar la depresión.

Relaciones

Tener una actitud “juguetona” te puede facilitar la interacción con las personas a tu alrededor, ya sea como una manera de romper el hielo para reducir el estrés o incluso como una forma de solucionar conflictos, ya que también ayuda a desarrollar habilidades de trabajo en equipo y comunicación.

Habilidades cognitivas

Compartir el juego con otros puede mejorar las funciones cognitivas; por ejemplo, el ajedrez y los rompecabezas ayudan a prevenir los problemas de memoria. Las actividades lúdicas son una gran manera de adquirir conocimiento, ya que es más probable que recuerdes lo aprendido a través del juego que mediante estrategias tradicionales.

El juego hace que el trabajo se vuelva más productivo y placentero, por lo que algunas empresas han creado espacios dentro de sus instalaciones donde los trabajadores puedan tener descansos divertidos; tales como mesas de futbolito o ping pong, sin embargo, basta con cargar un paquete de cartas para jugar en los ratos libres o bromear con los compañeros para despejarse.

Parte importante de lo que hacemos en Ciclonatura es promover momentos de actividad lúdica en los equipos de trabajo, con el fin de mejorar su integración y ayudarlos a descubrir sus habilidades, ya que hemos sido testigos de los grandes beneficios que esto trae a las personas y nos encanta seguir generando este tipo de experiencias.


Referencias

Brown, S. (2008) Play is more than just fun. TED  Recuperado de https://www.ted.com/talks/stuart_brown_says_play_is_more_than_fun_it_s_vital/details

Cohn, J. (2013) The importance of play. TED x talks

Kovatch, B. (2015) Never underestimate the power of play. Center for Faculty Excellence. United States Military Academy. Nueva York, Estados Unidos Recuperado de https://www.usma.edu/cfe/Literature/Kovatch_15.pdf

El Deporte & La Psicología

Es común escuchar que la psicología resulta ser un gran apoyo para diversas áreas, principalmente educativas, pero ¿será que puede complementar al deporte? ¡Claro! Actualmente, es muy importante la incidencia de esta en el ámbito deportivo, apareciendo muchas veces en forma de coaching, sin embargo, existen muchas otra aplicaciones que veremos a continuación.

Una de las herramientas utilizadas en el deporte se encuentra dentro de la psicofisiología y es la técnica llamada Biofeedback, la cual consiste en enseñarle al deportista a controlar sus respuestas fisiológicas con el fin de mejorar su desempeño en una situación que implique estar bajo presión, por ejemplo, un torneo muy importante o la final de un evento.

Muchas veces, no es el cuerpo ni la habilidad lo que falla en una instancia final, sino la mente y, a través del Biofeedback, los atletas son capaces de regular el estrés usando diversas técnicas, principalmente de relajación, control de la respiración y visualización.

¿Cómo funciona el biofeedback?

El biofeedback consiste en conectar una persona a varios sensores que miden las respuestas fisiológicas. La variedad de sensores que se conectan miden la frecuencia cardiaca, respiratoria, el nivel de sudoración de la piel (respuesta galvánica), la tensión muscular (EMG) y la temperatura periférica, proyectando dichas respuestas fisiológicas en un monitor donde el atleta es capaz de observarlas. Posteriormente, se somete a la persona a una situación de estrés (un estresor comúnmente psicológico), por ejemplo, se le pide imaginarse en la final de una competencia o realizando tareas complejas, con el fin de observar cómo aumentan sus niveles de estrés. El objetivo es que el atleta disminuya y controle esas respuestas fisiológicas mediante las técnicas aprendidas durante el entrenamiento.

Un estudio realizado a atletas de tiro en una universidad de Singapur demostró la importancia del biofeedback, ya que durante ocho semanas, un grupo de deportistas fue entrenado con técnicas de biofeedback (grupo experimental), mientras que otro grupo no recibió entrenamiento alguno (grupo control). Después de la intervención, los atletas del grupo experimental registraron un mejor desempeño que el grupo control.

Otra rama de la psicología, llamada neuropsicología, tiene como objeto de estudio la relación entre la conducta y el cerebro. Las funciones ejecutivas, ubicadas principalmente en el lóbulo frontal, son habilidades cognitivas y autodirigidas implicadas en la conducta de una persona. Algunas de ellas son la flexibilidad, la inhibición, la memoria de trabajo, la inteligencia espacial, la atención y la capacidad mental. Estas habilidades son referidas como “inteligencia deportiva”, ya que son esenciales en el buen rendimiento de un deportista.

En un estudio realizado a futbolista de las ligas profesionales de Suecia, se encontró una relación existente entre el desempeño deportivo de los jugadores y el puntaje en pruebas que miden las funciones ejecutivas. Los futbolistas que participaban en la primera división Sueca obtuvieron mayores puntuaciones que los futbolista de la segunda división, demostrando la diferencia de competitividad entre ambos grupos.

Las funciones ejecutivas se pueden utilizar para predecir el rendimiento de un futbolista a futuro. Si existiera un programa similar en México, se podría seleccionar desde una edad muy temprana a los jóvenes que no solo tengan un talento sobre la cancha, pero también altas puntuaciones en pruebas de funciones ejecutivas.

De esta manera la psicología y el deporte pueden ir de la mano para identificar y desarrollar mejores atletas al brindarles habilidades mas allá del talento, las cuales les pueden dar una ventaja sobre sus competidores.


Referencias

Vestberg T, Gustafson R, Maurex L, Martin I, Petrovic P. Executive Functions Predict the Success of Top-Soccer Players. PLoS One 2012 04;7(4).

Ortega, E. ;  Keng WangChee [Keng, W. C. J. ] Effectiveness of an integrated mental skills and biofeedback training program on sport shooters. International Journal of Sport Psychology 2018 Vol.49 No.1 pp.35-54 ref.many